Vialidad mejoró más de 8000 kilómetros de rutas y caminos, y San Rafael fue uno de los más beneficiados

La cifra representa el abanico de trabajos desplegados en materia de infraestructura vial en los dieciocho departamentos desde enero de 2016 hasta la actualidad.

El trabajo del organismo ha sido clave para plasmar en el territorio la estrategia diseñada por el gobierno de Mendoza a comienzos de 2016 respecto de desarrollar “todas las obras que sean necesarias para devolver la jerarquía a la serie de rutas y caminos que son elementales para la producción y para potenciar el desarrollo económico y social”.

“La cifra es un resultado del orden financiero y de la visión de un equipo de gobierno que toma la inversión pública como un aspecto fundamental para crear las condiciones de competitividad y mejora en la calidad de vida de todos los que viven o transitan por la provincia”, afirmó el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner.

“Es mucho más que un número; es el reflejo de lo que es posible hacer cuando se administran de manera eficiente los recursos y se trabaja con objetivos claros planificando para el bien común”, añadió el administrador General de la Dirección Provincial de Vialidad, Oscar Sandes.

La red vial de jurisdicción provincial en los tres departamentos del Sur de Mendoza está conformada por cerca de 7.100 kilómetros. Es un esquema integrado en un 90% por ejes netamente productivos, lo cual determina obras de conservación y repavimentación teniendo en cuenta que, además de esa condición, sirven al turismo y la comunicación con cada uno de los distritos.

El primer relevamiento, desarrollado a principios de 2016, determinó que las arterias de San Rafael presentaban el mayor grado de deterioro producto de la falta de inversión para la construcción de nuevos pavimentos o bien para la reconstrucción de los mismos. Y a ese panorama se sumaba la falta de un plan para recomponer ejes de suelo natural que se veían permanentemente afectados por las lluvias, entre otros factores.

Por esa razón se inició un programa de recuperación de caminos que, luego de tres años y medio, generó un caudal de obras de características históricas en el departamento.

Se reconstruyeron las rutas provinciales 165 (ubicada al Este de Ciudad y eje central para la comunicación con General Alvear) y 191, que se desprende de la Villa 25 de Mayo y empalma con la Ruta Nacional 144 que conduce a la Cuesta de los Terneros y a Malargüe.

Se construyó un nuevo desvío de carga pesada en el sector Oeste de Ciudad que comprendió la repavimentación del tramo más transitado de calle Los Filtros y la construcción de un Puente Badén sobre el río Diamante.

En forma simultánea se desarrolló la repavimentación de más de 20 kilómetros de las rutas provinciales 175 y 179, que conforman un circuito eminentemente productivo en la conexión que establecen entre el centro de San Rafael y los distritos Rama Caída, Las Malvinas, Cañada Seca y Punta del Agua.

Asimismo, mediante distintos sistemas de tratamiento asfáltico se reconstruyeron las arterias más importantes del interior del departamento: El Palomar (Cuadro Nacional); El Vencedor, La Palma y El Moro (Cuadro Benegas); Arancibia, El Moro, Perdiguez, El Vivero y Santa Teresa (Rama Caída); Santibáñez (La Llave); Las Arabias (Jaime Prats) y Zamarbide, Sardini, Bertani, Costa de las Vías y Bianchi (Las Paredes), entre otras.

Please follow and like us: