Un nuevo informe en poder de la Justicia expone 10 ventas de inmuebles de los Kirchner a Lázaro Báez con Máximo como intermediario

Un nuevo informe presentado este viernes ante la Justicia expone 10 ventas de inmuebles de Néstor y Cristina Kirchner a Lázaro Báez en las que el hijo de los expresidentes, Máximo Kirchner, intervino en representación de sus padres.

Son operaciones realizadas todas entre 2008 y 2009, dijeron fuentes oficiales con acceso al informe. La primera, del 19 de junio de 2008 y la última, del 10 de junio de 2009. En total, las operaciones reportaron un ingreso para los Kirchner de unos seis millones de pesos de entonces. Las propiedades transferidas con participación de Máximo Kirchner son todas de Santa Cruz.

La mayor parte de esta información ya se conocía, pero genera especial atención hoy, en pleno trámite de los alegatos del caso Vialidad. LA NACION y otros medios llevan años relevando las relaciones comerciales cruzadas. Además, fuentes de los tribunales informaron que son operaciones que figuran en la causa penal a la que hoy se añadió el informe, el segundo tramo del caso conocido como “la ruta del dinero”, en el que Báez fue condenado por lavado de activos. Tanto la primera parte de la causa como la que está en trámite hoy tienen como juez a Sebastián Casanello y como fiscal, a Guillermo Marijuan.

Lo incorporado hoy al expediente es un “informe preliminar”, porque el relevamiento no terminó, según explicaron las fuentes. La Justicia busca hacerse de un detalle completo de todas las operaciones de compraventa de bienes entre el grupo Báez y los Kirchner. El relevamiento lo está haciendo una dirección especializada del Ministerio Público Fiscal. Lo presentado hoy tiene 90 hojas.

Las operaciones de venta de inmuebles en las que intervino Máximo Kirchner también fueron expuestas -aunque sin detallar el rol de él- como prueba por el fiscal Diego Luciani, esta semana, en su alegato de la causa Vialidad, donde el Ministerio Público busca demostrar que Cristina Kirchner fue la jefa de una asociación ilícita y defraudó al Estado, junto con otras 12 personas, incluidos funcionarios de su gobierno y de la provincia de Santa Cruz, y empresarios; entre ellos, Báez.

Por el grupo Báez el comprador fue, en nueve de los casos, Austral Construcciones, la empresa principal del conglomerado empresario; y en uno, Epelco, una compañía constructora. Esa sociedad pagó 3.170.000 pesos al matrimonio presidencial por la vivienda de tres plantas ubicada en 25 de Mayo y Maipu, Río Gallegos. Máximo Kirchner actúo en la transacción comercial en representación de su padre. Según demuestran los datos catastrales, la operación quedó inscripta el 28 de noviembre de 2008. La contraparte fue representada por Leopoldo Héctor Gallegos, presidente de Epelco.

El inmueble vendido es lindante a un terreno ubicado en la misma manzana que Báez, a través de Austral Construcciones, le compró a Kirchner el 1° de febrero de 2009. Esa operación fue por 1.128.500 pesos.

Epelco era una sociedad con sede en Libertad 141, Río Gallegos, el domicilio de la mayoría de las empresas vinculadas a Lázaro Báez.

El relevamiento patrimonial que se está haciendo en este tramo del caso conocido como “la ruta del dinero” tiene como fuente central información reunida en la causa original (en el “legajo 109″, citado también por Luciani en su alegato) y documentación secuestrada en la escribanía de Leandro Albornoz, que solía dar fe de las operaciones de los Kirchner. Marijuan citó operaciones cruzadas entre el matrimonio presidencial y Báez en respaldo de su pedido de indagatoria de Cristina Kirchner en “la ruta del dinero”, para acreditar el vínculo.

En la causa Vialidad, Luciani dedicó buena parte de su alegato a exponer las relaciones comerciales entre ellos. El martes pasado presentó un cuadro con 18 operaciones, que incluyeron compraventas de inmuebles, pero también un fideicomiso para construir un edificio de diez unidades funcionales, una permuta y una cesión de derechos. Además, el fiscal hizo especial referencia al gerenciamiento de los hoteles de los Kirchner que hizo Báez; en particular al caso de Valle Mitre, que fue un negocio que -de acuerdo con la documentación oficial- les dejó ganancias por más de 70 millones de pesos de entonces al matrimonio presidencial, pero resultó ruinoso para Báez.

Fuente: La Nación

Please follow and like us: