Semana del parto respetado: el control prenatal es esencial, incluso en tiempos de pandemia

Mendoza ha puesto énfasis en priorizar la atención prenatal para evitar asfixias prenatales, como también un aumento en nacimientos de prematuros.

Salud dispone de atención diferenciada en centros asistenciales, como de redes sociales activas para realizar consultas a profesionales sin salir de casa. En Mendoza existe la Ley 8.130, que regula la atención de embarazo, parto y puerperio.

Como todos los años, la tercera semana de mayo se conmemora la Semana Mundial del Parto Respetado por iniciativa de UNICEF. En este sentido, y durante la pandemia de Coronavirus (COVID-19), la provincia de Mendoza ha puesto la mirada en el sostén del control prenatal. Este año, en la semana del 18 al 22 de mayo se informará a la población acerca de la importancia que tiene el control prenatal.

Según la evidencia científica disponible en la actualidad, las embarazadas no tienen más peligro de contraer COVID-19 que el resto de las personas, ni tampoco de tener una evolución más grave. Tampoco parece ser una infección que se transmita de la madre al hijo a través de la placenta, ni por el canal del parto, ni por leche materna.

El Gobierno de Mendoza considera la atención prenatal como una prestación esencial para las gestantes ya que previene complicaciones en la evolución del embarazo y el desarrollo fetal, como también evitar aumentos en los nacimientos de prematuros.

Aproximadamente, se registran 30.000 nacimientos en las maternidades públicas y privadas. De esas gestaciones, el 7 u 8% son de bebes prematuros menores a 2.500 gramos y entre el 1,1 y 1,5% son nacimientos de menores de 1.500 gramos.

Durante el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, han nacido 2155 bebés en los hospitales públicos de Mendoza.

La directora de Maternidad e Infancia, Mónica Rinaldi, explicó las medidas tomadas: “En primer lugar, es necesario recordar que la atención prenatal es segura, porque las personas gestantes y los pacientes con infecciones respiratorias en todos los centros de atención -tanto Centros de Salud, postas sanitarias y hospitales- siguen un circuito diferente con el fin de evitar la propagación de la enfermedad. También, hemos dispuesto que los turnos no deben superar los dos a tres por hora, para evitar hacinamiento en salas de espera y respetar el distanciamiento social”, detalló.

“Por otro lado, se ha habilitado una línea telefónica (261-2785099, consultas telefónicas y WhatsApp) exclusiva de cuidado de embarazo que funciona de 8 a 21, con orientación de profesionales en obstetricia; el teléfono del Banco de Leche (261-5204611) y el de los centros de lactancia que se encuentran en todas las maternidades para consultas de lactancia. Asimismo, por Facebook (Lactancia Materna MendozaBanco de Leche Humana de Mendoza- Red de Leche humana), añadió Rinaldi.

Es importante recordar que deben realizarse como mínimo cinco controles, los cuales se pueden espaciar según el criterio del profesional a cargo. Para los embarazos de bajo riesgo, un esquema razonable sería ver al paciente en cada trimestre, coordinando con las pruebas de laboratorio y ecografías programadas, y hacia el fin del embarazo programar las visitas según indicación médica.

Embarazo en casa

Para llegar a la población, el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de Mendoza ha producido vídeos informativos con pautas de alarma para embarazadas; extracción y conservación de leche materna; RCP para padres; curso de preparación para el parto, y pautas de alarma en el niño para consultar.

COVID-19: cómo transitar un embarazo

COVID-19: embarazo, controles y signos de alarma

RCP Básico para lactantes

Cómo extraerse leche en su casa

Cuándo llevar a un hijo a la guardia

Please follow and like us: