,

MotoGP en Assen: las impactantes caídas de Fabio Quartararo y el triunfo de Pecco Bagnaia

La Catedral de la Velocidad ofreció un menú variado para los aficionados del MotoGPDos espectaculares caídas del campeón Fabio Quartararo (Yamaha) helaron la sangre, mientras que, con la victoria, Francesco Pecco Bagnaia (Ducati) logró redondear con un festejo un fin de semana ideal, después de marcar la pole el día sábado.

Si el francés y el italiano resultaron los opuestos entre la desazón y la alegría, los pilotos de Aprilia también tienen razones para sonreír: Maverick Viñales volvió al podio tras 365 días, y Aleix Espargaró, perjudicado por el tropiezo inicial del Diablo, remontó desde el 15° puesto al 4°, al que arribó tras dibujar la mejor maniobra de la temporada.

Las 26 vueltas tuvieron a un dominador absoluto: Bagnaia. Pero lo que en la pista asomó como un éxito sin contratiempos, no tuvo la misma sensación para Pecco. La ligera llovizna que cayó en el trazado generó fantasmas en el piloto oficial de Ducati, que temía una caída y así desperdiciar la oportunidad de la victoria y de acortar la brecha con Quartararo. Tenía motivos para preocuparse: rodó en Barcelona y Sachsenring, donde partió desde la pole y como amplio favorito, pero en 2022 también se accidentó en Losail y en Le Mans.

“Daba miedo, mucho miedo. Siempre decimos que tenemos que terminar la carrera y que cualquier resultado está bien, pero hoy teníamos que intentar ganar para recuperar algunos puntos. Cuando vi que llovía bajé un poco el ritmo, pero [Marco] Bezzechi volvió a presionar, así que fue muy difícil. Me aterrorizaba volver a caer. No fue fácil, pero traté de ser inteligente y no sobrepasar los límites”, admitió Pecco, que se quitó la pesadumbre y archivó los errores que lo empujaron a ser perfecto en el resto del calendario para ilusionarse con batallar con Quartararo por la corona.

El festejo de Francesco Bagnaia en Assen: el piloto de Ducati rompió el hechizo y capitalizó con la victoria la pole que marcó el sábado
El festejo de Francesco Bagnaia en Assen: el piloto de Ducati rompió el hechizo y capitalizó con la victoria la pole que marcó el sábadoPeter Dejong – AP

El Diablo tuvo una jornada caótica, con dos accidentes. El primero derivó en una penalización -long lap-, que deberá cumplir en el Gran Premio de Gran Bretaña, en agosto; el restante, en el abandono definitivo: a pesar de las muestras de dolor, no necesitó de los médicos para llegar al garaje.

La primera caída de Fabio Quartararo: la acción derivó en la penalización para el Gran Premio de Gran Bretaña, por perjudicar a Aleix Espargaró
La primera caída de Fabio Quartararo: la acción derivó en la penalización para el Gran Premio de Gran Bretaña, por perjudicar a Aleix Espargaró Redacción LA NACION

Desde que se apagaron los semáforos que Quartararo se enredó: rápidamente Aleix Espargaró lo superó y el giro cinco expuso que viajaba más allá de los límites. El campeón se zambulló en la Curva 5, pero se cayó -el casco dio un pequeño golpe contra el asfalto- y arrastró al piloto de Aprilia fuera de la pista. El español no perdió la estabilidad, pero se retrasó hasta el puesto 15 y se desvanecieron sus posibilidades de pulsear con Bagnaia.

El francés recuperó la moto y salió a buscar lo imposible: sumar algún punto para maquillar el error. Pero la realidad resultó más crítica de lo que imaginó: nueve giros más tarde, en la misma curva, la Yamaha se convirtió en una moto indócil y en la ambición de corregir Quartararo salió despedido. Una caída que provocó un susto, más por la espectacularidad que por las consecuencias físicas. Los usuarios de Yamaha tuvieron una carrera negada en Assen: Franco Morbidelli y el sudafricano Darryn Binder también desertaron por caídas.

Aleix Espargaró remontó desde el puesto 15 al 4, que consiguió después de una espectacular maniobra para superar a Jack Miller y Brad Binder
Aleix Espargaró remontó desde el puesto 15 al 4, que consiguió después de una espectacular maniobra para superar a Jack Miller y Brad BinderPeter Dejong – AP

Bagnaia ganó con suficiencia, por encima de Bezzechi. Quartararo tuvo su jornada más oscura desde que es campeón. Aleix Espargaró, que en Barcelona cometió un insólito error al pensar que la carrera había terminado cuando restaba una vuelta y cayó de la posición tres a la cinco- coronó en Assen una remontada con un brillante doble adelantamiento en la última chicana, antes de la bandera a cuadros. Superó en la misma acción a Jack Miller (Ducati) y Brad Binder (KTM) para escalar al cuarto lugar y recortar a 21 unidades la diferencia con el Diablo en la pelea por el título. El campeón felicitó al catalán, al que también le pidió disculpas por arruinarle la carrera.

Please follow and like us: