Modificación del impuesto a las Ganancias: qué aprobó Diputados este domingo

Las reformas que aprobaron en Diputados incrementan la deducción especial a partir del cual se calcula el Impuesto a las Ganancias, con el fin de que los trabajadores que cobren hasta 150.000 pesos brutos no deban pagar ese gravamen.

Con su aprobación, unos 1,3 millones de trabajadores y jubilados dejarán de pagar el tributo. El costo fiscal de estas modificaciones será de unos $48.000 millones que, se prevé, será financiado en parte con un aumento del consumo y otro gravamen a las empresas, que se comenzará a discutir en las próximas semanas. De acuerdo a las cifras informadas por el oficialismo, estos cambios beneficiarán a alrededor de 1.267.000 personas, entre trabajadores y jubilados, con lo cual quedarán exentos del pago de este tributo el 93% de los trabajadores.

“Hoy en la Argentina 25 de cada 100 trabajadores pagan Ganancias. A partir de la sanción, van a pagarlo sólo 7 de cada 100 trabajadores”, explicó Massa. “En el caso de los jubilados, sólo el 0,04% van a hacerlo, no solo por la modificación del piso sino porque además subimos de 6 a 8 haberes el mínimo no imponible, con lo cual a medida que se van actualizando las jubilaciones se va modificando el mínimo no imponible”.

Piso de ganancias

El proyecto busca fijar en $150.000 brutos el nuevo piso para que los trabajadores, bajo relación de dependencia, comiencen a tributar el impuesto. En el caso de los jubilados ese mínimo equivale a ocho haberes mínimos.

Actualmente los empleados en relación de dependencia solteros sin hijos menores pagan el Impuesto a las Ganancias partir de un sueldo neto mensual de $74.810, mientras que los casados con dos hijos menores lo pagan a partir de $ 98.963 netos, luego de los descuentos de jubilación y salud.

Aguinaldo

El aguinaldo queda exento para los trabajadores y jubilados que perciben menos de $ 150.000 brutos. En total comprende a 1.267.000 trabajadores y jubilados y pensionados.

Ajuste anual

Ese piso de $150.000 se ajusta anualmente por la variación del RIPTE (índice de salarios formales que elabora la Secretaría de Seguridad Social). Esto puede llevar a que un aumento salarial en el curso del año salarial el salario supere el nuevo monto mínimo bruto y vuelvan a tributar Ganancias.

Vigencia

La vigencia del proyecto será retroactiva al 1º de enero de 2021. Significa que los 1.267.000 trabajadores y jubilados que van a dejar de pagar el impuesto por el nuevo piso de $150.000, con el cobro del sueldo de abril recibirán o les será devuelto lo que pagaron por enero y febrero y paguen por marzo del impuesto a las ganancias. Con esta medida, se estima que en abril 1.267.000 trabajadores y jubilados recibirán una devolución de $10.000 millones, a razón de un promedio de $7.893.

Sueldos entre $150.000 y $173.000 brutos

Se faculta a la AFIP a fijar una deducción especial para las remuneraciones superiores a $150.000 y hasta $173.000 para evitar “saltos abruptos” en el impuesto. Esto permitirá que el empleado que, por ejemplo, gana $155.000 brutos o $128.650 netos no podrá tener un descuento de Ganancias superior a los $ 4.150, cuando actualmente al soltero sin hijos, por ejemplo, le descuentan unos $ 18.000 mensuales. Esto último pasa porque el mínimo no imponible arranca a partir un sueldo bruto de $ 90.135 (neto antes de ganancias de $ 74.812).​

Deducción por concubino

Actualmente, el contribuyente puede deducir $156.320,63 anuales de la base imponible del impuesto por cónyuge si no tiene ingresos. El proyecto amplia la deducción al concubino o concubina -cualquiera fuera el sexo. La reglamentación de AFIP va a establecer las condiciones para la deducción como, por ejemplo: acta unión convivencial, contrato de alquiler, etc.

Cálculo mensual

El impuesto a las Ganancias con el piso salarial de $150.000 brutos se calculará en forma mensual. Esto significa que si en algún momento del año el empleado recibe un aumento y supera ese monto, habrá meses en que no pagará Ganancias por las remuneraciones de hasta $150.000 y meses donde pagará el impuesto porque las remuneraciones fueron superiores a ese bruto.

Los trabajadores que reciban un incremento salarial y superen los $150.000, volverán a pagar el impuesto a las Ganancias. Si con el aumento el salario bruto se ubica entre $150.000 y $173.000 regirá esa escala especial. En tanto, los que ganan más de $173.000 brutos seguirán pagando Ganancias como hasta ahora.

Movilidad y viáticos

Hasta ahora, la ley permite la deducción de gastos de movilidad liquidados en el recibo de sueldo hasta un máximo del 40% de la ganancia no imponible. Si se trata de transporte de larga distancia, el tope es del 100% de la ganancia no imponible.

Se considera como transporte de larga distancia, a la conducción de vehículos cuyo recorrido exceda los 100 kilómetros del lugar habitual de trabajo.

El proyecto propone consolidar este derecho adquirido de los trabajadores e incorporar la deducción de manera plena al texto de la ley -de manera similar a como hoy esta establecidas mediante facultades delegadas- para evitar que en el futuro se limite la deducción de gastos de movilidad.

Jubilaciones y pensiones

Se eleva de 6 a 8 haberes mínimos ($ 164.571,44) el Minino No Imponible (MNI) para las jubilaciones y pensiones, importe que se ajusta automáticamente cada tres meses (marzo, junio, septiembre y diciembre) por la movilidad. Esto significa que empiezan a pagar Ganancias desde esa suma a partir de la alícuota del 5%.​

Según ANSeS unos 130.000 jubilados y pensionados del sistema nacional dejarán de pagar y otros 30.000 pagarán menos. Y se estima que alcanzará también a otros 70.000 beneficiarios de las Cajas Provinciales no transferidas a la Nación y otros regímenes especiales. En total 230.000 personas

Zona patagónica

Se va a incorporar un artículo que establezca que se mantiene vigente el beneficio del 22% adicional. Esto abarca a cerca de 83.467 empleados y jubilados que pagarán el impuesto en esta zona -pero con una menor carga tributaria que el resto de los contribuyentes- porque mantendrán un incremento en las deducciones del 22% respecto del resto del país. Significa que pagan Ganancias a partir de niveles salariales más altos.

Beneficios sociales

Además de excluir del Impuesto a la provisión de ropa de trabajo, al equipamiento del trabajador para uso exclusivo en el lugar de trabajo y al otorgamiento o pago de cursos de capacitación indispensables para el desempeño y desarrollo de la carrera del empleado, incorpora al reintegro documentado con comprobantes de gastos de guardería y/o jardín materno-infantil, que utilicen los contribuyentes con hijos de hasta 3 años.

Se incorpora al proyecto con un tope de hasta el límite equivalente al 40% de la ganancia no imponible, es decir $67.000 al año o $5590 por mes.

Hijo con discapacidad

Duplicar la deducción para el caso de cada hijo, hija, hijastro o hijastra discapacitado, que actualmente es de $78.833 al año.

Trabajadores salud

Prorrogar hasta el 30 de septiembre de 2021 la exención del Impuesto a las Ganancias para las remuneraciones devengadas en concepto de guardias obligatorias (activas o pasivas) y horas extras, y todo otro concepto que se liquide en forma específica y adicional en virtud de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus. Abarca a todos los profesionales, técnicos, auxiliares (incluidos los de gastronomía, maestranza y limpieza) y personal operativo de los sistemas de salud pública y privada.

Medios

Please follow and like us: