Mendoza, San Juan y San Luis crearán un Clúster Caprino conjunto

La iniciativa contará con un financiamiento de $4,7 millones y apunta a desarrollar, fortalecer y posicionar a la región Cuyo mediante la implementación de biotecnologías para mejorar la producción ganadera.

Las provincias de Mendoza, San Juan y San Luis avanzan en la formación de un espacio de colaboración mutua mediante la creación de un clúster que permitirá el desarrollo y crecimiento de la producción caprina. Para ello se destinarán $4,7 millones.

De esta manera, la producción ganadera en Mendoza sigue creciendo de una manera sostenida. Las autoridades provinciales vinculadas al sector señalan que la actividad tiene un potencial de crecimiento tan importante que, día a día, se está trabajando en concretar medidas que complementen, ayuden y acompañen al productor en todo este proceso para posicionar a la provincia y la región.

Un ejemplo concreto de este crecimiento fue el hecho que se dio a conocer a mediados de 2020, cuando Mendoza se transformaba en el punto de comercialización de referencia en la región. Las operaciones que antes se realizaban en la localidad de Unión, en San Luis, se habían trasladado a General Alvear, con un incremento superior a 110% en cantidad de cabezas rematadas. Esto logró captar la atención de Santa Fe, San Luis y La Pampa, que se sumaban a los mendocinos.

Actualmente, la provincia solo puede responder al 11% de la demanda interna. Es por ello que, desde la Dirección de Ganadería, a cargo de Damián Carbó, entienden que se debe trabajar en medidas conjuntas que impulsen el crecimiento de todo el sector ganadero, acompañando al productor con herramientas que les permitan desarrollarse y crecer en el marco de su actividad.

De esta manera, al fuerte trabajo que se viene realizando en el Sur mendocino, donde se concentra gran parte de la actividad ganadera de la provincia, se suma un nuevo proyecto tendiente a fortalecer la producción caprina en el Norte, concretamente en el límite con las provincias de San Juan y San Luis, zona de mayor concentración de estos animales.

Desde la cartera económica provincial, en conjunto con la Universidad Nacional de Cuyo y el Centro Biotecnológico de La Paz, se está avanzando en la creación del Clúster Caprino Región Cuyo, en el marco del proyecto conocido como “Implementación de la Biotecnología Reproductiva en Ganado Caprino”.

La iniciativa está bajo la dirección de Marcela Michaut, investigadora del Conicet y profesora en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UNCuyo, en forma conjunta con el Instituto de Histología y Embriología (IHEM). El médico veterinario José Ángel La Malfa, investigador de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Católica de Cuyo, sede San Luis, se desempeña como codirector del proyecto.

Además, participan en la iniciativa la Fundación Coprosamen, el Senasa, la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, la Coordinación de la UEP (unidad ejecutora provincial) de la Ley Caprina y Ovina de San Juan, laboratorios privados de San Juan, el Ministerio de la Producción de San Luis y laboratorios privados de San Luis.

Consultada Michaut sobre las expectativas del proyecto, comentó: “Este es el paso inicial con el cual queremos revalorizar la reproducción del ganado caprino en zonas marginales. Buscamos colaborar en mejorar la expectativa de esos productores. Gratamente nos ha permitido establecer colaboraciones que representan un piso donde Cuyo se posiciona como una región que implementa la biotecnología en mejora de la producción ganadera caprina. Estaríamos haciendo una conjunción entre lo que la ciencia puede aportar y lo que la sociedad necesita. La biotecnología le ahorra tiempo a la naturaleza”.

A modo de ejemplo, la especialista comentó que los últimos incendios registrados en el Sur mendocino se cobraron la vida de muchos animales: “Una forma de recuperarse rápido de una situación como esta es mantener semen o embriones criopreservados para evitar esperar criar el macho, criar la hembra y aparearlos. De esta manera, inseminamos o transferimos embriones a la hembra y los procesos son mucho más cortos en el tiempo”.

“Este proyecto ha hecho que nosotros pongamos en movimiento una serie de colaboraciones con el Centro Biotecnológico de La Paz. Estamos haciendo un convenio con las autoridades de la Escuela Galileo Vitali para que sus alumnos visiten la Facultad de Ciencia Exactas y Naturales y vean las posibilidades que puedan llegar a tener a disposición una vez concluyan sus estudios secundarios, en caso que deseen avanzar en una carrera universitaria”, cerró Michaut.

Sobre el proyecto  

El objetivo de la iniciativa es aumentar la producción caprina de los pequeños productores minifundistas huarpes de la zona (40 aproximadamente) a través de la implementación de la biotecnología reproductiva y lograr un equilibrio entre los volúmenes de producción y la sustentabilidad del medio ambiente para mejorar sus condiciones de vida.

El monto total del proyecto es de $4.270.000, de los cuales se ha solicitado asistencia financiera de $3.000.000 a través del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación (MINCyT) y las contrapartes cubrirán el $1.270.000, restante.

Desde la organización informaron que el proyecto, cuya ejecución demandará 18 meses, tiene como fin principal analizar y seleccionar los mejores reproductores machos y hembras de la zona conocida como Las Trancas (7 meses), mejorar la base genética mediante técnicas de reproducción asistida (7 meses), evaluar el resultado de la intervención biotecnológica (4 meses) y transferir a los productores regionales el conocimiento generado.

Sobre los beneficiarios  

Según detalla la iniciativa, el número estimado de productores minifundistas alcanzados en San Luis es de 10, que abarca el paraje Las Trancas, en su mayoría integrantes de la comunidad huarpe.

En San Juan son unos 15 productores localizados en la localidad de Encón como centro de referencia, donde también se encuentran integrantes de la comunidad huarpe Talquenca y Sawa.

En nuestra provincia se estima trabajar con unos 15 productores distribuidos, en una amplia zona denominada El Retamo y El Forzudo.

Please follow and like us: