Los transportistas, en guardia contra Moyano y el Gobierno: denuncian fuerte aumento de costos y dicen que inciden muy poco en el precio de los alimentos

La Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) volvió a denunciar aumento de costos operativos y desfasaje de las tarifas del sector y adujo a su vez que el sector incide muy poco en el precio de los alimentos, lo cual bien puede ser una toma preventiva de posición frente a la paritaria salarial de camioneros, en la cual Pablo Moyano, el secretario del gremio, pide un aumento del 131%, y también frente al Gobierno, que busca un acuerdo de precios que fije por 90 días (al menos) un amplio espectro de productos alimenticios, de limpieza y de higiene personal.

“El transporte no es formador de precios, más bien sufre las consecuencias del incremento de costos. Y los últimos relevamientos realizados por los técnicos de Fadeeac lo confirman: mientras que en abril el peso del transporte en el costo final del litro de aceite era de 1,71%, ahora es de 1,19%”, señala como ejemplo.x

“El transporte no es formador de precios, más bien sufre las consecuencias del incremento de costos” (Fadeeac)

A continuación, explica el cálculo. “En abril, un flete para transportar 28 toneladas (28.000 kilos) de aceite embotellado para consumo familiar a lo largo de 700 km (desde una planta productora hasta un centro de distribución) era de $120.000 finales; en octubre es de $167.600 finales, 39,7% más cuando los costos operativos del sector durante ese período se incrementaron en 47%”, dicen. “Sin embargo –sigue la explicación- si se analiza el comportamiento del precio del producto, se observa que mientras que en abril el precio al consumidor era de $250 por botella, en octubre, esa cifra trepó a $502, lo que significa 100,9% más que hace 6 meses”.

Aceite, yerba y azúcar

El ejemplo que dan es el de una botella de 1 litro de aceite de girasol. Como el valor del cargamento transportado en el ejemplo es de $ 14,1 millones, el costo del transporte por botella es de $ 5,99, equivalente al 1,19% del precio final que paga el consumidor, dice Fadeeac.

Si en vez del 39,7% que aumentó la tarifa del transporte, prosigue, se hubiera aplicado el aumento de costos, del 47%, el costo del transporte del ejemplo hubiera ascendido a $ 176.400, o $ 6,3 por botella y representaría aun una fracción mínima (1,25%) del precio final.

Los transportistas apuntan otros dos casos de la baja incidencia del transporte en el precio final de los alimentos: 1,41% del precio final del kilo de yerba y 4,76% del precio final del kilo de azúcar.

Según los cálculos de la Federación, el costo de transporte representa 1,19% del costo final de 1 litro de girasol, 1,41% de 1 kilo de yerba y 4,76% de 1 kilo de azúcar

En el primer caso, precisan que el costo para transportar 28 toneladas (28.000 kg) de yerba mate de primera marca 1.200 km (desde una planta productora en Misiones hasta un centro de distribución en Buenos Aires) es de $ 314.600, lo que tomando en cuenta que el kilo de yerba mate de primera marca en un supermercado cuesta $795, el cargamento total tendrá un valor de 22.260.000 pesos, o $11,24 por kilo de yerba.

En el caso del azúcar asumen también el transporte de 28 toneladas e igual distancia (1.200 kilómetros), pero entre una planta en Tucumán hasta un centro de distribución en Buenos Aires, por $304.920 finales. El kilo de azúcar de primera marca se vende en un supermercado a $229, por lo que el costo del cargamento total ($ 6.412.000) equivaldrá a $ 10,90 por kilo, el 4,76% del precio que paga el consumidor.

Índice de costos

Fadeeac ya denunció a principios de mes que en septiembre los costos de transporte aumentaron 6,45%, por encima de la inflación general, que fue de 6,2%, como también lo habían hecho en mayo, junio, julio y agosto, en que el índice de costos del sector aumentó 10,6%, 8,5%, 8% y 6,6% respectivamente. De este modo, precisaron, en los primeros 9 meses del año el sector tuvo un alza de costos del 82%, bien por encima del aumento de 66% de la inflación general. Además, precisan que en los últimos doce meses el aumento de costos del transporte fue del 96%, también por encima del 83% que en el mismo período aumentó el índice general de precios.

Costos

El índice de costos que elabora el área de Estudios Económicos y Costos de la Federación mide 11 rubros de impacto directo “y es referencia en buena medida para la fijación o ajuste de las tarifas del sector”, dicen los transportistas, Y destacan el aumento del costo laboral “que surge del segundo tramo del convenio rubricado en abril de 2022, con su impacto directo en Personal de conducción (13,9%).

El segundo rubro de mayor aumento en septiembre fue neumáticos (12,3%), que subió por noveno mes consecutivo y alcanzó 105,4% en lo que va del año. Otro rubro de alta incidencia fue el de lubricantes.

Y en combustibles, si bien no hubo aumento en septiembre, la Federación apunta “los fuertes incrementos aplicados por las firmas petroleras a partir del 1 de octubre”, debido a la actualización de impuestos que aplicó el gobierno y la suba en el biodiesel. El informe precisa que en lo que va del año el aumento del rubro “Combustibles” fue del 82%, pero apunta también el fuerte aumento del gasoil, que en lo que va del gobierno de Alberto Fernández pasó de $ 54,04 a un promedio de $165,4 el litro, una suba de nada menos que 206 por ciento.

Más allá de la incidencia de cada rubro, sin embargo, el informe de Fadeeac muestra, en un gráfico, que el aumento más fuerte fue el de los costos financieros, de nada menos que 253,8% en lo que va del año, también relacionado con la política oficial de absorber el grueso de la masa crediticia del sistema bancario para financiar el gasto y el déficit públicos y la más reciente política del Banco Central de aumentar las tasas de referencia, para poner paños fríos a la demanda e intentar así desacelerar la inflación.

Please follow and like us: