Las pérdidas estimadas por los incendios forestales en el país ascienden a $ 3.850 billones

Estimaciones de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines indicaron que las pérdidas económicas ocasionadas por los incendios forestales ascienden a un total de $ 3,850 billones.

Mediante un comunicado, dicho organismo informó que “las pérdidas por los incendios forestales que afectan a buena parte del país ya ascienden a 3.500 millones de pesos por cada 1.000 hectáreas de bosques implantados”.

De esta manera, y debido a que sólo en el año 2020 “se quemaron en la Argentina 1.100.000 hectáreas de bosques, el monto de las pérdidas por incendios forestales asciende a 3,850 billones de pesos”, lo que representa “más de tres veces la recaudación de la AFIP de diciembre 2021 y equivale a los recursos que el Gobierno Nacional coparticipó a las 24 jurisdicciones el año pasado”, resaltaron.

Frente a ello, el coordinador del departamento de Bosques Nativos de Faima, Daniel Loutaif, llamó a “sentarnos juntos, sector público y privado, a trabajar incansablemente en la prevención, donde seamos capaces de provocar un cambio cultural en la población para que todos cuidemos los bosques”, y dijo que “Argentina cuenta con un millón trescientas mil hectáreas de bosques implantados y 55 millones de hectáreas de bosques nativos”.

Y en ese sentido, Loutaif sostuvo según informó Télam que “debe haber una política de Estado que trascienda los distintos gobiernos”, para “no desfinanciar las leyes que regulan tanto los bosques nativos como los bosques implantados”.

Además, explicó que “se sufren daños más difíciles de cuantificar, entre ellos: biodiversidad, servicios ecosistémicos, escorrentía del suelo, GEI, impactos ecológicos”.

Las pérdidas representan “más de tres veces la recaudación de la AFIP de diciembre 2021 y equivale a los recursos que el Gobierno Nacional coparticipó a las 24 jurisdicciones el año pasado”Las pérdidas representan “más de tres veces la recaudación de la AFIP de diciembre 2021 y equivale a los recursos que el Gobierno Nacional coparticipó a las 24 jurisdicciones el año pasado”

Agregó también que “se necesita de un trabajo en conjunto entre el gobierno, las empresas y la sociedad, y políticas públicas que desde el Estado generen herramientas sostenibles en el tiempo, y el financiamiento y los recursos necesarios para poder llevar adelante los planes de acción”.

Es de destacar que solo durante el 2020, se quemaron un millón cien mil hectáreas de bosques en nuestro país y es por ello que desde la organización aseguran que “las políticas reactivas propuestas por el Gobierno son escasas e ineficientes”.

“Indudablemente que en los incendios forestales además existe un componente climático que contribuye a su propagación, pero es insoslayable mencionar lo errado de las distintas políticas públicas en el manejo del fuego”, concluyó Loutaif.

Además, esta federación que aglutina a 28 cámaras empresarias en todo el territorio nacional, difundió que “de acuerdo al Global Forest Watch, sólo en el último mes (24/12/2021 al 24/01/2022) se registraron 7.849 alertas de incendios en Argentina, y el 95% de los incendios forestales son producidos por intervenciones humanas, según el Servicio Nacional de Manejo del Fuego”.

Cabe destacar que para poder mensurar las pérdidas que este siniestro ocasiona y que los datos son estimados y varían de acuerdo a la calidad y diámetro de la madera, es necesario distinguir un incendio forestal de Bosque Implantados de uno en Bosque Nativo.

El coordinador del departamento de Bosques Nativos de Faima, Daniel Loutaif, llamó a “sentarnos juntos, sector público y privado, a trabajar incansablemente en la prevención, donde seamos capaces de provocar un cambio cultural en la población para que todos cuidemos los bosques”El coordinador del departamento de Bosques Nativos de Faima, Daniel Loutaif, llamó a “sentarnos juntos, sector público y privado, a trabajar incansablemente en la prevención, donde seamos capaces de provocar un cambio cultural en la población para que todos cuidemos los bosques”

El primero tiene la particularidad de contar con una mayor cantidad de madera por hectárea (aproximadamente 350 M3) en época de corte final, es decir, a los 15 años de plantado. Si cada M3 rinde en aserradero aproximadamente 200 pies cuadrados a un valor de $50 cada uno significa que a valor de madera en rollo, una hectárea de Bosque Implantado representa $ 700.000 de valor. Si se queman 1.000 hectáreas, se pierden $ 700 MM.

A su vez, a valor de madera aserrada, una hectárea de Bosque Implantado representa $ 3.500.000. Si se queman 1.000 hectáreas son $3.500 MM.

En el caso de los Nativos, son especies de crecimiento lento y de mucha menor densidad por hectárea. La cantidad de madera en diámetro de corte por hectárea de un bosque nativo en buenas condiciones puede llegar a 15 M3.

El precio de un metro cúbico de Cedro es de $ 30.000, mientras que el precio de un metro cúbico de Lapacho es de $ 25.000. Si cada M3 rinde en aserradero aproximadamente 200 pies cuadrados a un valor de $400 cada uno significa que a valor de madera en rollo nativa una hectárea representa $ 450.000. Si se queman 1.000 hectáreas, se pierden $ 450 MM mientras que a valor de madera aserrada nativa 1.000 hectáreas son $ 1.200 MM.

Fuente: Infobae
Please follow and like us: