La historia del ekranoplano, el monstruoso avión soviético abandonado

Fue uno de los vehículos más inusuales de la Guerra Fría. Fue removido para reconvertirlo en una atracción turística.

A orillas del Mar Caspio, en una solitaria playa de la república rusa de Daguestán, una espectacular imagen sorprendió a los habitantes de la zona durante un tiempo largo. Un gigantesco ekranoplano, abandonado sobre la arena, a pocos kilómetros de la ciudad de Derbent.

Hecha por un drone, la foto revela las características del ekranoplano militar clase Lun de fabricación soviética que fue diseñado para disparar misiles antibuque Moskit contra naves enemigas, y al que la inteligencia norteamericana llamó el «monstruo del mar Caspio».

Removido hace algunas semanas para convertirlo en atractivo turístico, este vehículo -el único ekranoplano de combate- será exhibido en «Patriot», un parque temático militar-patriótico que abrirá en 2022.

El ekranoplano, antes de ser trasladado.

El ekranoplano, antes de ser trasladado.

A fines de marzo, el traslado fue registrado por una joven que estaba de paseo por la costa del Mar Caspio cuando se encontró con un despliegue de operarios trabajando a destajo para retirar los restos de un ekranoplano clase Lun.

Únicos: qué son los ekranoplanos

Parecen aviones, pero no lo son. De hecho, no vuelan. En realidad, este enorme aparato es una nave marítima que se mueve mucho más rápido que cualquier otra embarcación.

Con sus 550 toneladas de peso y más de 100 metros de largo, el primer ekranoplano fue construido por la ex Unión Soviética en la década del ’60. La particularidad -además de su extraña apariencia- es que alcanzaba una velocidad de 400 kilómetros por hora.

Y hay más. Como estos vehículos se movilizan utilizando el «efecto suelo» -un fenómeno aerodinámico que se da cuando un cuerpo, con una diferencia de presiones entre la zona que hay por encima de él y la que hay por debajo, está muy cerca de la superficie terrestre- podían transportar una carga útil igual a su peso muy rápidamente.

Al momento de ser remolcado para convertirlo en atracción turística.

Al momento de ser remolcado para convertirlo en atracción turística.

En los años ’50, algunos modelos también fueron fabricados en Estados Unidos y Alemania. Sin embargo, estos ekranoplanos de menor tamaño se emplearon, principalmente, para trasladar pasajeros.

Este ekranoplano sirvió en la Unión Soviética y Rusia hasta que, por falta de presupuesto, el programa militar terminó poco antes del fin del siglo pasado.

Fuente: Clarín

Please follow and like us: