La campaña del ministerio de salud que informa sobre anticoncepción permanente desde los 16 años

El ministerio de Salud de la Nación lanzó el lunes una campaña con motivo de la Semana para la Prevención del Embarazo Adolescente en América Latina, en la que informa por ejemplo sobre los métodos anticonceptivos a los que pueden acceder los menores desde los 16 años.

Desde sus redes sociales, la cartera sanitaria liderada por Carla Vizzotti informa que “en hospitales públicos, centros de salud, obras sociales y prepagas deben entregar gratis el método anticonceptivo que solicites”. Luego, detalla algunos como los preservativos peneanos, pastillas anticonceptivas, anticonceptivos inyectables y la anticoncepción hormonal de emergencia, que es la llamada “pastilla del día después”.

Por último, desde la publicación se indica que los adolescentes después de los 13 años “pueden recibir información y acceder al método anticonceptivo reversible que se elija, sin compañía de personas adultas”, y desde los 16 años “pueden acceder gratis a métodos anticonceptivos permanentes: ligadura y vasectomía”.

Este último punto generó cuestionamientos por parte de usuarios de las redes sociales, que señalaron que un menor no tiene la experiencia necesaria como para tomar una decisión tan drástica como la de pasar por una cirugía irreversible para no concebir.

Marco jurídico

La campaña de la cartera sanitaria se basa en el derecho a acceder a métodos anticonceptivos reconocido en ley 25673 de Salud Sexual y Procreación Responsable, sancionada en 2002; así como en la Ley 26130 de anticoncepción quirúrgica, de 2006.

Esta última determina que se puede acceder gratuitamente en hospitales y centros de salud, obras sociales y prepagas a un método anticonceptivo de los incluidos en el Plan Médico Obligatorio como preservativos, pastillas, inyectables, DIU, anticoncepción de emergencia, anticoncepción quirúrgica (ligadura tubaria y vasectomía) e implante subdérmico.

Además, establece que a partir de la mayoría de edad se puede acceder gratis y de manera autónoma a la anticoncepción quirúrgica, es decir a la ligadura tubaria y vasectomía. En tanto, el Código Civil reconoce que desde los 16 años una persona puede tomar de manera autónoma decisiones sobre el cuidado de su cuerpo.

Para acceder a esos tratamientos de anticoncepción quirúrgica, informa el Ministerio de Salud de la Nación desde su sitio oficial, “sólo es requisito dejar constancia por escrito de tu decisión después de recibir información completa y comprensible”.

“Un derecho desde hace 20 años”

Desde el Ministerio de Salud de la Nación indicaron que el acceso a métodos anticonceptivos en la adolescencia es un derecho reconocido por la ley 25.673 sancionada en 2002. “Es un derecho desde hace 20 años”, indicaron.

“En el caso de la anticoncepción quirúrgica, reconocida por la ley 26.130, se establece que las personas pueden solicitar este método anticonceptivo y pueden elegirlo luego de un proceso de asesoramiento y acceso a la información. No se promueve un método o una práctica anticonceptiva en particular sino que se hace conocer los derechos vigentes en cuanto a métodos y la información para su ejercicio”, dijeron sobre la polémica.

La postura del Ministerio de Salud de la Ciudad

La cartera sanitaria porteña, dirigida por Fernán Quirós, ante una consulta de LA NACION, coincidió en el libre acceso a métodos anticonceptivos para adolescentes.

“El acceso a los métodos anticonceptivos en la adolescencia es un derecho reconocido por la Ley 25.763 sancionada en el año 2002″, por lo que esa norma, entre sus articulados, “mandata a los ministerios de Salud a difundir información actualizada sobre los derechos de la población en materia de salud sexual y reproductiva”.

No obstante, indicaron: “La política de Salud Sexual en la Ciudad de Buenos Aires está basada en la autonomía de las personas y se reconoce, en el caso de los adolescentes, la autonomía progresiva. No se promueve un método o una práctica en particular, sino la disponibilidad de una amplia canasta de métodos y la información para el ejercicio de esa autonomía”.

Además, informaron a este medio que desde los centros de salud que dependen del Ministerio de Salud porteño “en la práctica, no se registra una necesidad sentida por los adolescentes por la anticoncepción quirúrgica”, por lo que “hasta ahora no ha sido un problema que los jóvenes están demandando ligaduras tubáricas o vasectomías”.

Asimismo, detallaron cómo en el caso de la anticoncepción quirúrgica se establece que “las personas deben solicitar este método anticonceptivo y pueden elegirlo luego de un proceso de asesoramiento en el que se explica todas las opciones anticonceptivas, las ventajas y desventajas de los métodos. También se debe firmar un consentimiento informado en el que deja constancia de que va a acceder a este método, que se considera ´difícilmente reversible´”.

Fuente: La Nación

Please follow and like us: