Impuesto a la riqueza: lo pagaron 10.000 contribuyentes y un 20% judicializó o incumplió la medida

Los alcanzados por el tributo tenían plazo hasta fines de abril para abonarlo. Se trata de quienes tienen patrimonios superiores a los $200 millones. Se generó un aporte al fisco de $223.000 millones.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) informó este domingo que 10.000 contribuyentes abonaron el Aporte solidario y extraordinario de las grandes fortunas, cifra que representa al 80% de los alcanzados por este tributo. Según había revelado TN.com.ar, unas 90 personas judicializaron la medida, mientras que resto incumplió con el gravamen.

De acuerdo con los datos oficiales, este tributo -conocido informalmente como impuesto a las riquezas– generó el fisco ingresos por más de $223.000 millones. Se trata de personas con patrimonios superiores a los $200 millones que tenían plazo hasta el 28 de abril para cumplir con esta obligación fiscal.

“La mayoría de los contribuyentes alcanzados por el Aporte solidario y extraordinario cumplieron con su obligación. Los recursos generados serán fundamentales para hacer frente a las urgencias sanitarias y económicas que nos impone la pandemia” de coronavirus, señaló la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, a través de un comunicado difundido a la prensa.

Debido a que no todos cumplieron, la AFIP confirmó que inició fiscalizaciones integrales a contribuyentes millonarios que omitieron completar las declaraciones juradas e ingresar los pagos correspondientes”.

A través de estos procedimientos abiertos a través de la DGI, el organismo recaudador buscará analizar el patrimonio de quienes no cumplieron con sus obligaciones durante un plazo aproximado de 150 días donde está habilitado a solicitar información detallada.

Al momento de la aprobación del aporte solidario de las grandes fortunas, el oficialismo había calculado que podría captar alrededor de $300.000 millones.

El destino de lo recaudado

Desde acuerdo con lo establecido por la ley, la administración tributaria confirmó que los recursos generados por el pago del Impuesto a la riqueza serán destinados a financiar los gastos extra que requieran las medidas para mitigar los efectos económicos de la pandemia.

  • El 20% del total recaudado -equivalente a $45.000 millones- será destinado a la compra y/o elaboración de equipamiento médico, elementos de protección, medicamentos, vacunas y todo otro insumo crítico para la prevención y asistencia sanitaria.
  • El 25% de los fondos -cerca de $55.000 millones- financiará programas y proyectos de exploración, desarrollo y producción de gas natural, actividad que resulta de interés público nacional, destacó el organismo recaudador.
  • El 20% de los ingresos preliminares del aporte -otros $45.000 millones- se destinará a subsidios para las micro, pequeñas y medianas empresas. Según la AFIP, el principal objetivo de esta decisión es sostener el empleo y los ingresos de sus trabajadores.
  • El 20% del total recaudado -$45.000 millones- será destinado a cubrir las becas Progresar. “Los fondos permitirán reforzar este programa que acompaña a las y los estudiantes con un incentivo económico y un importante estímulo personal en todos los niveles de formación durante su trayectoria educativa y/o académica”, indicó el organismo.
  • El 15% de la recaudación observada hasta el momento -unos $33.000 millones- será destinado a la mejora de la salud y de las condiciones habitacionales de los habitantes de los barrios populares a través del Fondo de Integración Socio Urbana (FISU).

Respecto de la distribución de los recursos, la AFIP aseguró que el Poder Ejecutivo deberá realizar una aplicación federal de los fondos recaudados.

También aclaró que las estimaciones sobre el destino de los fondos son preliminares ya que continuará con los procesos de fiscalización iniciados sobre quienes no presentaron sus declaraciones juradas y anticipó que se espera que en las próximas semanas avancen en los juzgados las causas iniciadas por distintos contribuyentes para no pagar el aporte.

Hasta ahora, unos 90 contribuyentes presentaron recursos judiciales para evitar afrontar el impuesto a la riqueza. El caso más resonante fue el de Carlos Tevez, pero también hubo empresas y altos ejecutivos de compañías importantes del país.

Otros contribuyentes, como los hijos de Cristina y Néstor Kirchner, Máximo y Florencia, hicieron uso del plan de pagos que brinda la AFIP para abonar el impuesto a la riquezaMáximo Kirchner, que impulsó la sanción del impuesto, debe abonar algo más de $7,7 millones mientras que su hermana cerca de $7,3 millones.

Fuente: TN

Please follow and like us: