,

Escándalo en el tenis: Novak Djokovic no está vacunado contra el Covid pero fue autorizado a jugar en Australia

El tenista serbio Novak Djokovic, número 1 del ranking mundial, quedó ayer envuelto en una importante polémica mundial, luego de reconocer que recibió un «permiso de exención» para ingresar a Australia a disputar el primer Grand Slam de la temporada, a pesar de no estar vacunado contra el Covid-19.

«Feliz año nuevo a todos! Deseándoles salud, amor y felicidad en cada momento presente y que sientan amor y respeto hacia todos los seres de este maravilloso planeta. Pasé un tiempo fantástico con mis seres queridos durante las vacaciones y hoy me dirijo a Australia con un permiso de exención», escribió Djokovic, en su cuenta oficial de Instagram.

Desde hace varias semanas, los idas y vueltas sobre la participación de «Nole» en el Abierto, que comienza el 17 de enero, había generado incertidumbre, porque sabida su posición antivacuna, contrastaba con la obligatoriedad de presentar el certificado correspondiente para el ingreso a ese país oceánico, tal como marcan las leyes sanitarias actuales.

De hecho, hace algún tiempo atrás medios europeos especularon con que Djokovic había accedido a vacunarse contra el coronavirus, ya que encabezaba la lista de participantes del Abierto de Australia.

En la previa, la familia Djokovic se cruzó mediáticamente con las autoridades del Gobierno australiano por la obligatoriedad de estar vacunado para participar del certamen: fue el padre del tenista, Srdjan Djokovic, el que puso en duda la presencia de su hijo al considerar esa acción como un «chantaje».

«No tiene nada que ver con chantaje sino con hacer que la comunidad de Victoria esté más protegida», respondió el ministro de Deportes de la citada región, Martin Pakula.

En tanto, el director del torneo, Craig Tiley, sostuvo que «se establecieron protocolos justos e independientes para evaluar las peticiones de exenciones médicas que nos permitan garantizar que el Abierto de Australia 2022 sea seguro y divertido para todos».

«La clave en este proceso fue que las decisiones fueron tomadas por expertos médicos independientes y que cada solicitante recibió la debida consideración», concluyó Tiley.

La decisión de los organizadores desató muchas críticas en las redes sociales, por la posición antivacunas de Djokovic y porque varios tenistas no podrán participar en el torneo en Melbourne Park porque recibieron la vacuna Sputnik V, que no está aprobada en el país. Es el caso de la rusa Natalia Vikhlyantseva, quien lo comunicó en su cuenta de Twitter.

«Desafortunadamente, no participaré en el evento AO de este año. Estoy muy contenta con el nivel de tenis que mostré en los últimos eventos y deseo jugar en Australia, pero la vacuna Sputnik aún no está verificada. ¡Buena suerte a todos los participantes y al equipo de AO, que siempre hacían eventos increíbles!», escribió Vikhlyantseva, de 24 años y número 195 de la WTA.

Lo cierto es que finalmente Djokovic, de 34 años, recibió un permiso de exención para poder estar en el Melbourne Park en busca de su décimo título en el Abierto de Australia, que sería su cuarto consecutivo y le permitiría convertirse en el máximo ganador de Grand Slam de la historia, superando al español Rafael Nadal (su máxima amenaza) y al suizo Roger Federer (no estará en Australia por lesión), con los que está igualado en 20.

Fuente: Cronista.com
Please follow and like us: