El PRO le respondió a Alberto Fernández por sus críticas al macrismo: “Está desbocado y defiende lo indefendible”

En una carta, el bloque de diputados reclamó una investigación de la Justicia “sin interferencias ni presiones” sobre el vacunatorio VIP.

El bloque de diputados nacionales del PRO pidió este martes en una carta que la Justicia investigue “sin interferencias ni presiones” las responsabilidades en el caso del vacunatorio VIP. En un escrito, apuntó contra el presidente Alberto Fernández por “defender lo indefendible”, luego de que este martes dijo desde México que “no hay una tipificación penal que diga ‘será castigado por adelantarse en la fila’”. “Señor Presidente, ya sabemos que uno de los modos de ejercer el poder del kirchnerismo es no hacerse cargo de nada”, acusaron los legisladores de la oposición.

“El escándalo de los vacunados VIP ha trascendido las fronteras locales y se ha constituido en un hecho vergonzoso, no solo para la fracasada gestión del presidente Fernández, sino también para el prestigio de la Argentina”, sostuvieron.

En esa línea, afirmaron que el plan de inmunización es “un relato” y acusaron a Fernández de reaccionar con “agravios a la oposición” y de manifestar “una actitud extorsiva hacia la Justicia” ante la investigación por el escándalo que provocó la salida de Ginés González García de la cartera sanitaria. Indicaron que, mientras el personal esencial y los adultos mayores “hacen fila” para aplicarse la vacuna, “militantes y funcionarios oficialistas desfilan por los vacunatorios del privilegio y de la vergüenza”.

“Esto es lo que la sociedad observa indignada, pero el Presidente opta por aconsejarle a la Justicia que debe investigar y que es una ‘payasada’, cuando desde la Iglesia hasta Human Rights Watch censuran el escándalo sanitario de su gobierno”, remarcaron. Para los diputados, Fernández “se desboca una y otra vez ante las crisis” y se entromete en los otros poderes del Estado. “Coloca al país en un contexto de inseguridad jurídica aberrante”, analizaron.

Por eso, reclamaron que la investigación del escándalo del vacunatorio VIP se lleve a cabo “sin interferencias ni presiones” y sostuvieron que es necesario que exista un Poder Judicial independiente, “que termine con la impunidad y que castigue a los culpables, cualquiera sea el partido político al que pertenezcan”.

Por último, sostuvieron que “la ausencia de equidad en las prioridades entre economía y salud” fue algo “lamentable” y que son los más vulnerables quienes pagan las consecuencias. “Antes de hablar, recuerde que es Presidente de la Nación. Deje de defender lo indefendible. Gobierne con ecuanimidad. Sea consciente de que el desfalco de las vacunas trae aparejado el robo de la esperanza de todos los argentinos”, concluyeron, dirigiéndose a Fernández.

La carta completa

Un presidente desbocado y sin rumbo extorsiona a la justicia y defiende lo indefendible

El escándalo de los vacunados VIP ha trascendido las fronteras locales y se ha constituido en un hecho vergonzoso, no sólo para la fracasada gestión del presidente Fernández, sino también para el prestigio de la Argentina.

Ante la falta de vacunas, por desidia y nulo sentido de la previsión, y ante los titubeos en el plan de vacunación que sigue siendo un relato, el Presidente reacciona con agravios a la oposición y con su persistente actitud extorsiva hacia la Justicia, calificando de “payasadas” la investigación en marcha que busca esclarecer un hecho insensible y miserable, como el de haber montado un vacunatorio VIP en el propio Ministerio de Salud.

Fernández se desboca una y otra vez ante las crisis, y se olvida de que es el primer magistrado de la Nación, que su intromisión en los otros poderes del Estado debilita la democracia por excederse en sus atribuciones constitucionales y coloca al país en un contexto de inseguridad jurídica aberrante.

Mientras el personal esencial y los adultos mayores hacen fila para ser vacunados, militantes y funcionarios oficialistas desfilan por los vacunatorios del privilegio y de la vergüenza. Esto es lo que la sociedad observa indignada, pero el Presidente opta por aconsejarle a la Justicia que debe investigar y que es una “payasada”, cuando desde la Iglesia hasta Human Rights Watch censuran el escándalo sanitario de su gobierno. Evidentemente, Fernández cree que el insulto es una medida reparadora de sus desaguisados y profiere lo primero que se le ocurre.

Señor Presidente, ya sabemos que uno de los modos de ejercer el poder del kirchnerismo es no hacerse cargo de nada, transfiriendo las responsabilidades a sus predecesores. Deje que la Justicia investigue sin interferencias ni presiones. Necesitamos un Poder Judicial independiente que termine con la impunidad y que castigue a los culpables, cualquiera sea el partido político al que pertenezcan.

Su dedo índice acusador no ayuda, eso es Estado autoritario y no Estado de Derecho. Sus mentiras y las de sus funcionarios tampoco ayudan a generar condiciones de diálogo y consenso para salir de este pozo en el que nos han hundido sus decisiones desacertadas en la gestión de la pandemia. La ausencia de equidad en las prioridades entre economía y salud ha sido lamentable. Hoy los más vulnerables, nuestros padres, abuelos y abuelas están pagando las consecuencias. Señor Presidente, antes de hablar, recuerde que es Presidente de la Nación. Deje de defender lo indefendible. Gobierne con ecuanimidad. Sea consciente de que el desfalco de las vacunas trae aparejado el robo de la esperanza de todos los argentinos.

Bloque de diputados nacionales del Pro

Fuente: TN

Please follow and like us: