Docentes: en varias provincias 1 de cada 10 no se anotó para vacunarse contra el Covid

Mendoza es un caso testigo, pero la situación se da también en Santa Fe, Córdoba y La Pampa. Refuerzan la convocatoria para que se vacunen.

Argentina avanza en la inmunización de docentes contra el coronavirus como prioridad para retomar la presencialidad escolar. Sin embargo, por ser una decisión voluntaria, hay algunos que han rechazado vacunarse. En Mendoza, por ejemplo, el Ministerio de Educación informó que casi el 10% de los docentes convocados a la campaña de vacunación, manifestaron su oposición. Sin embargo, no es la única provincia donde se dio esta situación.De acuerdo a un relevamiento con las autoridades provinciales que realizó Clarín, en Santa Fe hay un porcentaje similar al de Mendoza que no se anotó: 10%. Pero en otros distritos, ese índice es mayor: en Córdoba un 12% aún no se inscribió y en La Pampa trepa al 18%. En la ciudad de Buenos Aires, entre el 3% y 5% de los maestros eligieron no vacunarse por razones personales.

El Ministerio de Educación porteño explicó que de 110 mil docentes y no docentes, fueron vacunados 96 mil. Sobre el final de la etapa 4, donde estaba el personal educativo, llamaron a unas 13.000 personas que no estaban inscriptas y que podían vacunarse. Allí se supo que había docentes que se habían vacunado en otros distritos, como provincia de Buenos Aires, y que algunos no se habían anotado porque debían esperar los 15 días posteriores a la vacuna gripal. Un tercer grupo, entre el 3% y 5% del total, eligió no vacunarse por razones personales.

En la provincia de Buenos Aires, de 512.000 personas anotadas como personal docente y no docente se han vacunado el 59%. Ese porcentaje alcanza un 80% del personal docente del interior y 55% del Gran Buenos Aires, según datos de la Gobernación bonaerense. No se informó cuántos son, del padrón total, los que no han querido vacunarse.

En la provincia de Santa Fe, el 10% del personal docente y no docente no se anotó para vacunarse. El informe del gobierno provincial indica que el padrón tiene 94.291 personas, mientras los inscriptos son 83.046. El total de vacunados en sector educación, sin las universidades, alcanza al 90%.

En Córdoba, en tanto, fueron convocados docentes de los niveles educativos inicial, primario, secundario y educación especial y se vacunó el 88% de un padrón de 86.243 personas. «Al 12% de docentes que no se presentaron en la primera convocatoria, la provincia los volvió a turnar para una segunda convocatoria», informó el gobierno cordobés.

La Pampa inmunizó a 4.758 docentes, que representan el 54,6% de los inscriptos. Y del total de personal docente, que es de 10.754 agentes entre directivos, docentes y no docentes, 2.014 no ha querido vacunarse. Eso demuestra que más del 18% eligió no vacunarse.

En Santiago del Estero se vacunaron 20.657 docentes de nivel inicial, primario y especial. Representan el 65% los vacunados con dos dosis y el resto con una. En el caso de los docentes del nivel secundario son 7.130 los vacunados, ciclo que recién comienza con la primera dosis. A pesar del alto porcentaje de inmunizados, las clases en Santiago del Estero son virtuales en todos los niveles educativos.

La información oficial de Mendoza puso el foco sobre el personal que trabaja en la educación, pero las complicaciones, demoras o resistencias para anotarse se observan también en otras franjas de la llamada «población objetivo». De hecho, la gobernación bonaerense habilitó la semana pasada la vacunación libre, sin turno, para los mayores de 70 que todavía no se inscribieron. Según datos que manejan en la administración Kicillof, incluso en los países donde más lejos llegó el proceso de vacunación un 20% de la población no recibió su dosis.

Vacunación en el Arena Aconcagua de Mendoza. Foto: Orlando Pelichotti/ Los Andes

Vacunación en el Arena Aconcagua de Mendoza. Foto: Orlando Pelichotti/ Los Andes

Desconfianza y temor

El director general de Escuelas de Mendoza, José Thomas, explicó que, de 60 mil docentes, hubo 5.600 que manifestaron en un registro público que no querían vacunarse. Al consultar las razones, muchos dijeron que por «desconocimiento, desconfianza y temor”, sostienen autoridades escolares mendocinas. Ahora, esperan que con mayor cantidad de inmunizados, algunos docentes reviertan su posición y decidan vacunarse.

Con la llegada de mayor cantidad de vacunas de AstraZeneca y Sputnik V, el Gobierno mendocino salió a convocarlos y han destinado espacios y días exclusivos para docentes. “Estamos dando turnos para aquellos que tuvieron algún problema y no han podido vacunarse o aquellos que cambiaron de parecer y ahora acceden a vacunarse”, dijo Thomas.

Este jueves se está haciendo una jornada de vacunación para docentes en el estadio Arena Aconcagua, del parque General San Martín, en la ciudad de Mendoza. El próximo sábado, han sido convocados los docentes y no docentes mayores de 20 años, pertenecientes al Gran Mendoza. En total se ha inoculado a 35.000 trabajadores, entre docentes, administrativos y maestranzas. Cerca del 40% ya recibió las dos dosis y el resto, solo una.

En Mendoza, las clases son presenciales por sistema de burbujas (semana por medio o cada 15 días) y la prioridad ha sido vacunar a docentes de nivel inicial a secundario. Los docentes de terciarios y universitarios que están trabajando desde la virtualidad no han sido convocados aún.

Vacunas seguras

La directora de Inmunizaciones de Mendoza, Iris Aguilar, recordó que la resistencia a recibir la vacuna Sputnik V en Argentina solo duró unas semanas. Advirtió que cuando la sociedad vio que el personal de salud se vacunaba sin reacciones adversas graves, la mayoría empezó a aceptarla.

Sobre las tres vacunas que se están aplicando en el país (AstraZeneca, Sputnik V y Sinopharm), Aguilar dijo que “son todas seguras y eficaces en el 100% para prevenir las formas graves de coronavirus, incluso eficaces en el nivel inicial con una única dosis, con niveles que rondan del 80% a más del 90% en el caso de la Sputnik V”.

La especialista, que integra la Sociedad Argentina de Vacunología, defendió el programa nacional: “Nadie incorporaría una vacuna en una campaña de vacunación si no estuviéramos seguros de su perfil clínico y de su eficacia”.

Con información de Sebastián Clemente (CABA), Mauro Aguilar (Rosario), Gustavo Laurnagaray (La Pampa), Fabián Debesa (La Plata) y Julio Rodríguez (Santiago del Estero).

Fuente: Clarín

Please follow and like us: