Brote de neumonía bilateral en Tucumán: ya suman 10 los contagios y no descartan que se registren más casos

 Un hombre de 81 años que está internado en grave estado en un hospital público se convirtió en el décimo paciente afectado por el brote de neumonía bilateral de origen desconocido que ya se cobró tres vidas esta semana, según confirmó esta tarde el Ministerio de Salud Pública provincial.

En un comunicado oficial, la cartera sanitaria señaló que se trata de “un nuevo paciente vinculado al conglomerado” de contagios registrado en el Sanatorio Luz Médica de esta capital.

Las autoridades precisaron que el paciente había estado internado en esa clínica tras ser sometido a una cirugía y que, días después de haber recibido el alta médica, fue ingresado nuevamente en un hospital con síntomas compatibles con neumonía bilateral.

Según detallaron las fuentes oficiales, “el paciente, de sexo masculino, de 81 años de edad, tiene comorbilidades” y permanece internado “en grave estado, con asistencia respiratoria mecánica, en el sector público”.

Con este caso son diez los contagios confirmados por el brote de neumonía bilateral de origen desconocido, de los que ocho corresponden a trabajadores de la salud. De ese total, tres fallecieron, cuatro siguen hospitalizados en grave estado y tres fueron dados de alta y evolucionan con seguimiento domiciliario.

Si bien la etiología de la patología que generó la cadena de contagios continúa siendo una incógnita para las autoridades sanitarias, sigue cobrando fuerza la hipótesis de que podría tratarse de legionelosis, una enfermedad provocada por una bacteria (legionella) que no se contagia de persona a persona y que puede estar presente en fuentes de agua o sistemas de ventilación contaminados.

Por el momento, los análisis realizados por el Instituto Malbrán de Buenos Aires descartaron otras enfermedades compatibles con cuadros de neumonía, como Covid-19, gripe A y hantavirus.

Las autoridades tucumanas esperan que en los próximos días se confirme el origen de los contagios con los resultados de otros exámenes que están siendo realizados por ese organismo.

El ministro de Salud Pública de Tucumán, Luis Medina Ruiz, se mostró cauteloso y dijo que están a la espera de un desarrollo de las investigaciones que permitan obtener resultados concluyentes, aunque reiteró que se trata de “un brote focalizado”, al tener en cuenta que todos los contagios tienen como nexo epidemiológico al mismo sanatorio privado.

El funcionario informó que anoche mantuvo una reunión virtual con la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizotti, junto a autoridades del Instituto Malbrán, para evaluar el resultado de las investigaciones en curso.

“Recibimos información de los estudios que se están haciendo hasta ahora y resultan negativos para bacterias y virus que se están investigando. De todos modos, hay estudios que requieren de cultivos, por lo que requieren de un poco más de tiempo”, aclaró.

Por otro lado, Medina Ruiz indicó que se mantiene activa una alerta sanitaria en los hospitales públicos y privados para hacer un seguimiento a las personas que tienen nexo epidemiológico con los pacientes infectados o con el sanatorio donde se generaron los contagios.

El funcionario informó que en este momento en el Sanatorio Luz Médica están controlando a 19 pacientes que estaban internados cuando se disparó el brote de neumonía. “Nosotros desde el Ministerio de Salud Pública conformamos equipos que van a apoyar y evaluar la situación epidémica de los pacientes para constatar si aparecen nuevos casos. Están trabajando en el control de los internados, analizan los nexos epidemiológicos y están analizando todo que respecta a salud ambiental; no dejamos ninguna arista sin cubrir”, subrayó.

Optimismo oficial

Medina Ruiz admitió que no se descarta la aparición de nuevos casos y recordó: “Todo esto comenzó alrededor del 20 de agosto y durante todo este tiempo no apareció ninguna persona con relación directa en lo laboral con el sanatorio, pero, como no conocemos la etiología precisa, debemos esperar un poco más, por lo menos, siete días más”.

Sin embargo, se mostró optimista sobre la evolución epidemiológica del brote. “El hecho de que no haya más contagiados nos anima a pensar que se trata de un agente infeccioso que no tiene un gran poder de contagio”, sentenció. Y explicó: “Habitualmente todos los virus, bacterias y hongos tienen la capacidad de contagiar a través de un medio; este, aparentemente, se trata de un caso que no produce un contagio significativo, o la otra posibilidad es que se trate de un germen contagioso de incubación más larga”.

Por otro lado, Medina Ruiz dijo que dieron resultado negativo los resultados de los análisis que se realizaron para determinar si estaba contaminada el agua acumulada en los tanques del sanatorio Luz Médica. “El agua estaba clorada. No hemos encontrado ningún germen patógeno en el agua; y están pendientes los resultados de los exámenes químicos”, precisó.

El funcionario defendió las tareas de fiscalización sanitaria que lleva adelante el Ministerio de Salud para garantizar que los hospitales y privados funcionen en condiciones óptimas de bioseguridad, al tener en cuenta las sospechas sobre la posibilidad de que el brote se haya producido por una contaminación en el Sanatorio Luz Médica. “Estos controles se hacen siempre. Este es un hecho aislado, se trata de un brote focalizado con nueve personas infectadas [N. d. R.: las declaraciones fueron anteriores a que se informara sobre el décimo caso]. Hay una fiscalización del personal y del estado sanitario de cada lugar y esas tareas se van a reforzar”, argumentó.

Sobre este tema, el secretario ejecutivo médico del Sistema Provincial de Salud, Miguel Ferre Contreras, afirmó que el sanatorio tenía el visto bueno para funcionar desde el punto de vista sanitario. “La clínica tiene certificadas las fiscalizaciones, lo que incluye la limpieza de los tanques de agua, emitidas en julio y que tienen vigencia con fecha de vencimiento en octubre. Están en regla con las normativas sanitarias municipales que tienen que cumplir. Las inspecciones son constantes y periódicas”, remarcó.

Ferre Contreras informó que en las últimas horas se hizo presente en el sanatorio personal de la Dirección de Salud Ambiental para obtener muestras de agua y realizar exámenes microbiológicos. “Hasta acá no se detectó nada y las condiciones son apropiadas”, concluyó.

Fuente: Clarín

 

Please follow and like us: