Bajará el costo de la multa por no utilizar las luces bajas

Se trata de un proyecto presentado por los legisladores Maricel Arriaga Adrián Reche y Gustavo Cairo (UCR-CM) que obtuvo media sanción en la última sesión de Diputados.

La iniciativa propone que se cambie, en la Ley Provincial 9024, de grave a leve la falta por no utilizar luces bajas. Con esta modificación, las multas pasarán a costar entre los $1.540 a $2.200, de los $11.000 a $15.400 que vale actualmente.

Las modificaciones que se plantean surgen como acuerdo con el Consejo Provincial de Seguridad Vial, reunido el 28 de abril. Uno de los temas que se analizó fue el Régimen de Sanciones que se establece en el art. 78 de faltas gravísimas, graves y leves, específicamente en el uso obligatorio de luces bajas.

Actualmente el no cumplimiento del art. 52 inciso 3 es considerado como multa grave; esto implica como resarcimiento económico de 500 hasta 700 Unidades Fiscales (UF) determinado por la Ley Impositiva, como así se encuentra comprendido en el art. 86 de la Ley 9024. Teniendo en cuenta el valor de UF actual: una sanción significaría de $11.000 a $15.400.

Con el cambio propuesto por Arriaga, Reche y Cairo, la falta sería leve, con una infracción que va desde las 70 a 100 UF, al reducir el rango de sanción constituiría al valor actual que oscila entre los $1.540 a $2.200.

“Si hablamos con una mirada netamente económica, es un cambio significativo. Además nos parecía ilógico tipificar esta falta como grave y ponerla junto a la imprudencia de conducir bajo los efectos del alcohol, las drogas o conducir en contramano, por citar algunas”, acotó Reche.

Además, otro punto presentado por los legisladores solicitaron que se modifique el Artículo 51, de la Ley Provincial antes mencionada, el cual habla sobre USO DE LAS LUCES que: “En la vía pública los vehículos automotores deben… encender sus luces desde el momento en que el mismo empieza a circular”.

El avance y desarrollo tecnológico instan a actualizar la norma legal, ya que los vehículos más modernos vienen provistos de fábrica con un sistema lumínico que incluye las luces de circulación diurnas o sus siglas en inglés D.R.L.-Daytime Running Lights- las cuales se accionan automáticamente al encenderlo, y tienen como función específica: advertir a los demás usuarios de la vía, la presencia y dimensiones aproximadas del vehículo durante el día. Teniendo en cuenta la finalidad que poseen, las mismas pueden reemplazar a las luces bajas.

Please follow and like us: