Avanza la construcción del reservorio regulador de riego en el canal Bosch de General Alvear

Esta obra optimizará el aprovechamiento del agua y otorgará una mejor distribución del recurso hídrico para sostener la producción. Actualmente, se trabaja en la preparación de armaduras de los canales y alcantarillas.

La construcción del reservorio en el canal Doctor Bosch de General Alvear avanza a paso firme. La Dirección de Hidráulica, dependiente de la Subsecretaría de Planificación Territorial, encara esta obra sumamente importante, que permitirá optimizar el aprovechamiento del agua, disponer de caudales constantes en el tiempo y controlar las erogaciones.

Dentro del área cultivada de General Alvear, el canal Doctor Bosch se ubica en su extremo este, constituyendo el ramal más alejado que se desprende del canal matriz Nuevo Alvear, en el límite entre el oasis de cultivo y el campo de secano.

En esta etapa, se hizo una limpieza y el replanteo de perfiles topográficos de base y niveles de obra generales. También se excavaron los canales de aducción y salida. Actualmente, se trabaja en la preparación de armaduras de los canales y alcantarillas.

El proyecto, que se ejecuta con fondos provinciales, tiene un presupuesto oficial de $146.948.221 y los trabajos están a cargo de la empresa Camiletti SA.

De esta manera, se busca cumplir con el objetivo de mitigar los efectos de la oscilación en los caudales que recibe el canal Bosch debido a su posición en el final del sistema de riego del canal matriz Nuevo Alvear. Además, la estructura del reservorio otorgará una mejor distribución del recurso hídrico, más flexibilidad y adaptación al cambio climático.

En una provincia que padece de largos períodos de emergencia hídrica, la eficiencia del recurso es justamente lo que permite sostener la producción.

Los detalles de la obra

El funcionamiento hidráulico previsto consiste en tomar los caudales correspondientes al canal Doctor Bosch de la actual toma, ubicada en calles 13 y A, mediante una compuerta de ataje y derivación ubicada entre el salto existente y el vertedero del comparto. Luego, mediante un canal de aducción, se llevan los caudales hacia el reservorio. De este modo, el tránsito de aguas del canal a través del reservorio atenúa las oscilaciones de caudal y nivel de superficie del agua que se registran durante la operación del mismo.

La regulación de los caudales erogados permite no solo la atenuación del caudal máximo sino gestionar la reducción del caudal cuando se produce el descenso de los caudales que recibe el canal. Asimismo, esta reserva permitirá la entrega fuera del tiempo del turnado establecido por el sistema matriz, ya sea para aprovechar días de lluvia o por horarios de riego no convenientes y también permite no modificar el manejo desde aguas arriba.

Con las características del reservorio diseñado y los caudales que se acostumbra manejar en el sistema (entre 1.800 y 2.300 litros por segundo), se pueden tener entre 4 y 6 horas de regulación independiente del sistema matriz.

Componentes de la obra civil

El reservorio diseñado tiene una capacidad útil de 21.000 metros cúbicos, con un área total de ocupación de 1,50 hectáreas (1,10 hectáreas de superficie de espejo de agua) y una altura total de 2,75 metros (2 metros de altura útil).

La obra consiste en la construcción de un reservorio impermeabilizado con membrana de polietileno expandido de alta densidad (PEAD) de 1.000 micrones de espesor y de una dimensión de 45 metros de ancho y 260 metros de largo medidos desde coronamiento interior de los taludes. La profundidad máxima prevista es de aproximadamente 2,26 metros en zona de compuertas de limpieza y de descarga. La generación del vaso para reservorio se hará por medio de la excavación del terreno y terraplenes laterales.

 

En todo su perímetro, posee un terraplenado a cota de coronamiento 469 metros sobre el nivel del mar. Las alturas de terraplén sobre terreno natural varían aproximadamente entre 0,80 metros y 2 metros. Para la impermeabilización del reservorio se ha contemplado el revestimiento con geomembrana de PEAD de 1.000 micrones de espesor.

Finalmente, el ingreso al reservorio consiste en una obra de toma de hormigón armado sobre el canal existente y compuertas metálicas planas de ataje y derivación que se ubican aguas abajo del actual vertedero de la obra existente en calle 13 y A. Al ingresar al reservorio, el canal presenta un pequeño salto de 0,93 metros de desnivel y se expande. Sobre el final de la expansión se interpone un murete de 0,50 metros de alto a los fines de generar un cuenco disipador de energía.

El sistema no cuenta con un desarenador, pues el agua que ingresa al canal ya ha sido acondicionada aguas arriba y no hay material de arrastre o en suspensión que pueda afectar el funcionamiento normal ni la durabilidad del reservorio.

Please follow and like us: