Vuelta a clases: la decisión la tomarán los gobernadores

Lo confirmó el Ministerio de Educación. Buscan un consenso con las provincias para garantizar la presencialidad.

Después de las declaraciones del jefe de GabineteSantiago Cafiero, el regreso a las aulas volvió a aparecer con un “condicional” en el horizonte. Los sindicatos docentes ya se manifestaron en contra de retomar las clases con presencialidad el 17 de febrero en Capital, el primer distrito en iniciar el ciclo lectivo. Ahora, el Ministerio de Educación de la Nación anticipó que cada provincia tendrá la decisión de cómo retomar la cursada.

A fines de noviembre, el Ministerio había difundido un documento en el que avanzaba en las condiciones para la vuelta a clases 2021. Entonces, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, había dicho a Clarín que la presencialidad iba a ser la regla de este ciclo lectivo, aunque concedió que al principio habría un formato híbrido.

Ahora, desde Educación ratifican que el objetivo es que la presencialidad “sea el ordenador del ciclo lectivo”, pero que “cada gobernador tomará la decisión que considere pertinente”, en función del principio de autonomía de las provincias.

Trotta está manteniendo reuniones con los gobernadores y ministros provinciales. Este miércoles, está en Tucumán. El objetivo es alcanzar “un consenso muy amplio” para encaminar el ciclo lectivo de este año, insisten, “con la presencialidad como ordenador”.

comienzo-clases-por-provincia

El documento La Escuela 2021. Compromiso y transformación establecía que ese regreso se instrumentará por los protocolos aprobados a mediados de 2020, que establecen la división de los estudiantes en grupos, el armado de «aulas burbuja» con una disposición distinta a la tradicional, y la distancia mínima de 1,5 metro dentro del aula.

La otra variable que se tomará en cuenta es el semáforo epidemiológico, también consensuado el año pasado. Y aquí aparece un inconveniente. Porque si se toman esos parámetros, muy pocos distritos podrían regresar a las clases presenciales. “Si nos guiamos por los indicadores del Ministerio de Educación de la Nación, ni se tendría que estar discutiendo”, dijo Eduardo López, secretario adjunto de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE).

Desde Educación admiten que probablemente este semáforo tenga que modificarse, pero que esa es una decisión que tiene que tomarse en el Consejo Federal de Educación, que todavía no tiene fecha prevista para su próxima reunión.

Qué dice el semáforo

El semáforo epidemiológico toma en cuenta tres indicadores para clasificar las zonas de acuerdo a los niveles de transmisión, el crecimiento de casos nuevos, y el porcentaje de ocupación de camas de terapia. Así, se dividen las jurisdicciones en tres grupos.

Semáforo epidemiológico para el regreso a las aulas.

Semáforo epidemiológico para el regreso a las aulas.

Bajo riesgo. Se considerarán así las zonas sin casos o con casos importados. Allí se habilitará la reanudación escalonada y progresiva de las clases presenciales en todos los niveles educativos y modalidades.

Mediano riesgo. Se considerarán así las zonas con casos esporádicos, con transmisión local por conglomerados o brotes controlados. Se autorizan actividades educativas no escolares (artísticas, deportivas, recreativas, de apoyo escolar u otras) destinadas a niños, niñas, adolescentes y jóvenes en grupos de no más de diez personas preferentemente al aire libre y actividades presenciales de cierre del año.

Alto riesgo. Se consideran así las zonas con transmisión local con predominio de conglomerados y casos confirmados de posible transmisión comunitaria, las zonas con transmisión comunitaria sostenida y las zonas donde el porcentaje de ocupación de camas de unidad de cuidados intensivos supere el 80%.

Fuente: Clarín

Please follow and like us:
Tweet 20