Un fiscal argentino fue premiado en el exterior

Se trata de Ignacio Mahiques, a quien distinguieron por su desempeño en una causa por un “mega fraude” contra familias en situación de vulnerabilidad.

El fiscal Ignacio Mahiques recibió el premio Gusi de la Paz (Gusi Peace Prize International) que se otorga en Filipinas, por su desempeño en una causa donde familias en situación de vulnerabilidad fueron estafadas por un exagente de la Policía Federal con un falso plan de acceso a viviendas sociales en la Ciudad de Buenos Aires.

Ese galardón destaca la labor de quienes contribuyen a la paz mundial y al progreso. Y en esta oportunidad, Mahiques fue reconocido junto a organizaciones y ciudadanos de otros catorce países.

La postulación del fiscal argentino fue elevada por su «compromiso con los más necesitados, la honestidad y transparencia que imprime a toda su gestión».

Puntualmente, el fiscal fue premiado por su actuación en el marco de la investigación de un «mega fraude» que tuvo lugar entre 2013 y 2015, cuando familias en situación de vulnerabilidad social fueron estafadas con la supuesta posibilidad de acceder a viviendas sociales en la Ciudad de Buenos Aires.

La causa judicial por estafa y asociación ilícita fue impulsada por el propio fiscal Ignacio Mahiques a partir de una denuncia realizada por el entonces legislador porteño de Nuevo Encuentro, José Cruz Campagnoli.

Los damnificados fueron más de 350 trabajadores, a quienes les habían prometido la entrega de unidades del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) a cambio de dinero.

Tras la investigación judicial, se logró dar con el jefe de la banda, que era un exagente de la Policía Federal. Las viviendas que la banda simulaba vender estaban ubicadas en Villa Lugano y la documentación llevaba las firmas falsas de autoridades del IVC y del Anses.

Mahiques, además, es recordado por lograr una condena emblemática por femicidio comprobar que el móvil central del homicidio había sido la misoginia del autor.

El condenado fue Lucas Azcona, quien recibió cadena perpetua por asesinar a la estudiante universitaria chilena Nicole Sessarego, de 21 años.

 

Fuente: Clarín