,

Un ex delantero argentino con pedido de captura internacional

Alejandro Kenig es acusado de pertenecer a una banda que robaba camionetas en Santa Fe para llevarlas a Bolivia. Mientras lo busca la Justicia, el ex Talleres se defendió en las redes sociales.

Alejandro Kenig vistió 20 camisetas a lo largo de su carrera como futbolista. Debutó en Deportivo Español y, en su largo periplo, tuvo una etapa muy recordada por Talleres. Aquel pasado de gloria parece haber quedado lejos. El Tanque o el Gordo, como se lo conocía a este delantero, tiene un pedido de captura internacional. Se sospecha que pertenece a una banda que robaba camionetas 4×4 y que luego las llevaba a Bolivia.

La fiscal María Laura Martí pidió la detención de Kenig. Todo comenzó el 30 de mayo: en un operativo realidado en Jujuy, se secuestraron dos camionetas Toyota Hilux que habían sido robadas unos días antes en Santa Fe capital y en Santo Tomé. A partir de ahí se inició una investigación, y ya fueron detenidas tres personas: Jorge Adrian Moyano, Sergio Ariel Moyano y Gustavo Moyano. Kenig está sospechado de ser parte del mismo grupo.

Mientras la Justicia lo busca, Kenig usó las redes sociales para defenderse:  «La difamación, tan fácil aniquila personas, que cuando uno demuestra la realidad, ya no te creen. Pero frontal como siempre, así seré en esta y en las que sean!! Dando siempre la cara!!».

Más allá de algunos goles, una de las imágenes de Alejandro Kenig que quedó grabada para siempre en el Fútbol de Primera ocurrió en un Talleres-River de 1993: la T se jugaba la permanencia en la A y Castrilli terminó expulsando a cinco jugadores, por lo cual el conjunto cordobés perdió los puntos. Kenig, capitán del equipo, intentó agredir al árbitro luego de ver su roja. «Fue algo repudiable, nunca había visto algo igual en un árbitro», recordó hace poco, a 25 años de aquel escándalo.

Alejando de las canchas, Kenig tiene 50 años. Kenig se retiró en el 2002 con la camiseta del Emelec. Luego ganó 100 mil dólares en un reality show en Miami. Ahora quedó involucrado en la situación más difícil de su vida.

Fuente: Olé