Un encuestador del peronismo mide mes a mes a un grupo clave: los desencantados con el Gobierno

Es un consultor que hace sondeos para gobernadores y trabajó con el massismo. Cómo evolucionó esa variable desde principio de año.

En la Casa Rosada lo admiten en voz cada vez más alta. Para mantener latentes las chances de ganar en 2019, Mauricio Macri debe recuperar parte del acompañamiento de los “desencantados”. ¿A quiénes llaman así? Básicamente a los electores que sumó el líder de Cambiemos entre la primera vuelta y el balotaje del 2015. Un mundo de más de 4 millones de personas. La oposición, claro, opera en contrario. Quiere pescar también allí y por también está atenta a este grupo clave. Tanto, que lo mide mes a mes.

Clarín accedió a la última encuesta nacional de Hugo Haime, un histórico consultor que trabaja con el peronismo. Un trabajo mensual que tiene como clientes, entre otros, a gobernadores del PJ y trabajó para Sergio Massa. El sondeo de octubre incluyó 1.000 casos relevados entre el 18 y el 28, con un margen de error de +/- 3,16%.

La encuesta arranca con los ítems clásicos de seguimiento de gestión del Gobierno nacional. Allí, por ejemplo, muestra una aprobación del 24% y una desaprobación del 71% (ambas estabilizadas en ese rango desde julio).

Números coincidentes, a grandes rasgos, con cómo se dividen los que dicen que la dirección del Gobierno es “correcta” (21%) o “equivocada” (72%); los que opinan que Macri tiene capacidad para manejar la crisis (30%) y lo que que dicen que no (66%); y los que creen que por las medidas del Presidente, a largo plazo las cosas van a mejorar (30%) o empeorar (63%).

Luego aparece una de las mediciones más interesantes del trabajo, que es la que explora sobre la confianza en el Gobierno. ¿Hasta que momento se la mantiene la gente? Y allí, dentro de las cinco variantes, figuran los desencantados, bajo la opción “le tuvo confianza pero ya la perdió”. Hoy, representan el 28% de los consultados.

En este caso, Haime presenta la evolución desde marzo. Entonces, los desencantados llegaban a 22 puntos. Luego, tuvieron un pico de 29 en julio, cayeron en agosto, para volver a subir enseguida y quedar en los 28 actuales.

En el análisis cualitativo de este grupo que perdió la confianza en el Gobierno predominan los hombres (28,9% contra 28% de mujeres), los más jóvenes (30,4% los de 16 a 29, contra 29,4% de 30 a 49, 23,5% de 50 a 64 y 28,4% de los mayores de 65) y los de nivel medio-bajo (33,7% contra 23,4% de los bajo-bajo, 26% de medio y 22,4% de alto).

Las otras variantes que tiene esta parte de la encuesta son:

1) “Le tiene plena confianza”: hoy está en 9 puntos y casi no se movió desde marzo.

2) “Piensa mantener la confianza hasta que termine el actual mandato”: hoy está en 17 puntos, cuando tuvo un pico de 25 en abril.

3) “Si las cosas no arrancan antes de fin de año le quitará la confianza”: hoy está en 8 puntos y partió en 11 en marzo.

4) “Nunca le tuvo confianza”: hoy está en 38 puntos, tras un pico de 41 en agosto y luego de haber arrancado en 33 en marzo.

Fuente: Clarín