Ultiman nuevas áreas de la Cárcel Federal

Se trata de las zonas de cocina, recreación activa, visita, escuela, biblioteca y culto pertenecientes al pabellón masculino de detenidos. Además  del albergue para 128 procesados con una superficie de 1.820 metros cuadrados.

La construcción de la Cárcel Federal avanza a buen ritmo gracias a los 350 obreros que diariamente colaboran para cumplir con los plazos establecidos en el contrato. Desde que se inició su reconstrucción en enero del  año pasado, la obra ha alcanzado el 51% de su ejecución. Originalmente, el  proyecto fue contratado por la Nación, iniciado en 2011 y posteriormente paralizado con tal sólo el  37% de su construcción.

Actualmente con más de 24 maquinarias trabajando en el terreno se han terminado 4.353m2 pertenecientes a la cocina, área de recreación activa, sector de visitas con locutorio, espacio para recibir a los familiares y un lugar más íntimo para las visitas conyugales. También se concluyó el alojamiento de procesados que permitirá albergar hasta 128 hombres,  la biblioteca, la escuela y el espacio destinado al culto de las diversas religiones,  que posee en total 1.028 m2 y será ocupado por los detenidos de sexo masculino.

El Centro Federal Penitenciario Cuyo está destinado a procesados y condenados por la Justicia Federal con asiento en Mendoza que se encuentren en establecimientos penitenciarios provinciales. También se ha previsto recibir en las instalaciones a los procesados y condenados por la Justicia provincial considerados de alto riesgo. Se les brindarán las condiciones inherentes al tratamiento que indica la ley y garantizando la provisión de higiene, vestimenta, ropa, alimentación, seguridad y asistencia profesional.

El diseño de la obra tiene en cuenta el concepto de cárcel como un lugar de reinserción social y no de reclusión. De esta manera, se tienen previstos sectores destinados a la educación y al trabajo, y sectores diferenciados para procesados y condenados.

En los 32.000 metros cuadrados de superficie bruta, confluirán el Instituto Penitenciario Federal de Cuyo para varones, con 392 plazas; el Instituto Correccional de Cuyo para Mujeres, con 112, y el Instituto Abierto, con capacidad para 32 internos.

Esta obra forma parte de un grupo importante de construcciones destinadas al rubro Seguridad y Justicia cuya inversión asciende a $2.475 millones e incluye Almafuerte II, Infope, ductos de seguridad en San Felipe, Morgue Judicial, la ampliación de la Unidad N°3 de mujeres en El Borbollón, la Alcaidía de Tunuyán y el nuevo establecimiento depurador de Cacheuta.