Tras las PASO, fondos de inversión, empresas y personas sacaron del país U$S3400 millones

El 40% de las salidas de divisas correspondió a inversores institucionales. Representa el 5% de las reservas del Banco Central.

La crisis cambiaria que se desató tras las elecciones primarias no solo hizo trepar al dólar desde los $45 hasta $60, sino que además disparó retiros de depósitos de divisas en los bancos y, también, el giro de moneda extranjera hacia cuentas en el exterior. De acuerdo a datos oficiales del Banco Central, luego del 11 de agosto los depósitos se derrumbaron U$S5900 millones. De ese total, U$S3400 millones salieron del país.

El informe del mercado de cambios de agosto que difundió la autoridad monetaria este viernes reflejó la diferencia en la actividad del dólar antes y después de las PASO, en las que el oficialismo sufrió una derrota electoral que el mercado financiero no había anticipado. Eso provocó un proceso de dolarización entre ahorristas, empresas y fondos de inversión. Así, la divisa subió 15 pesos en pocos días y obligó al Gobierno a actuar para contener la inestabilidad.

Según los datos del BCRA, antes del 11 de agosto lo depósitos en dólares mostraban un incremento de U$S336 millones. Durante esos primeros días del mes, los ahorristas minoristas compraban divisas a ritmo de U$S105 millones en promedio, mientras que las empresas lo hacían por U$S65 millones. Ni el Tesoro ni las reservas reflejaban pérdidas.

Tras las PASO el panorama cambió por completo. Las compras de moneda extranjera se aceleraron tanto para personas humanas como jurídicas. En los 14 días hábiles que hubo desde las primarias hasta el fin de agosto las adquisiciones de dólares acumularon para esos tres sectores de U$S3237 millones. El promedio diario operado pasó a ser de U$S172 millones.

Al finalizar el mes, los depósitos en dólares se habían desplomado U$S5900 millones luego de las primarias. Pero además, de ese total, U$S3410 millones salieron del país y pasaron a estar alojados en cuentas en el exterior.

Desagregado por sector, el 40% de ese monto –U$S1400 millones– fueron fugados del país por inversores institucionales, entre los que se encuentran fondos de inversión que eligieron sacar su capital del mercado local. En segundo lugar, según el Banco Central, U$S1100 millones correspondieron a empresas que no están ligadas al sector agroexportador. Y por último, los ahorristas depositaron U$S800 millones en el exterior.

De acuerdo a datos históricos del organismo que conduce Guido Sandleris, no hay registros de «operaciones de canje» -como se denomina técnicamente a las transferencias con el exterior- de esa magnitud en los últimos años. Ese número representó, además, el 5% del total de reservas internacionales. El punto más alto antes de los U$S3400 millones de agosto fueron los U$S708 millones durante mayo de este año. El mes antes de las PASO, como comparación, la salida de depósitos había sido de solo U$s70 millones.

Otra medida tomada en cuenta para medir la cantidad de dólares que salieron del sistema financiero es la formación de activos externos (FAE), pero que no necesariamente explique una salida de divisas del país. Ese indicador fue deficitario en U$S5900 millones, el nivel más alto desde 2003, cuando el Banco Central inició la serie estadística.

Fuente: TN