Tras la polémica, el Gobierno y la UIA dialogaron en la Rosada

Desde la administración Macri, aseguraron que buscarán “canalizar los reclamos” de los empresarios.

El Gobierno recibió este lunes a la Unión Industrial Argentina y buscará “canalizar los reclamos” que los empresarios pongan sobre la mesa, pero sin aceptar negociar el cierre de importaciones, uno de los principales cuestionamientos que había recibido del sector.

Así lo anticiparon a Clarín fuentes oficiales, en la previa a la reunión que el jefe de Gabinete Marcos Peña y el ministro de Producción Francisco Cabrera mantuvieron desde poco después de las 12 en Casa de Gobierno con el titular de la UIA Miguel Acevedo, el vicepresidente primero Luis Betnaza, y Daniel Funes de Rioja (Segundo).

El encuentro, en el despacho de Peña, significó la foto de reconciliación entre el Gobierno y la UIA luego de días de extrema tensión, que comenzaron cuando Cabrera, cansado de las críticas de los empresarios, les pidió que no fueran “llorones” y les propuso “una agenda adulta” y trabajar “solucionando problemas, no en enunciar estupideces”.

La intención de los empresarios fue calmar los ánimos, pero el Presidente, en la reunión de Gabinete, redobló la apuesta, felicitando a Cabrera y con una reflexión muy dura: “(Guillermo) Moreno les rompió la cabeza a muchos de estos tipos”.

Igual, la visita del jueves de Peña a Techint en Campana, donde se vio a solas con Paolo Rocca: el llamado de Macri a Donald Trump para pedirle por el arancel al acero y la convocatoria a este reunión descomprimieron tensiones.

Tras la polémica, el Gobierno y la UIA dialogaron en la Rosada

Marcos Peña se reunió en privado con Paolo Rocca, presidente y CEO de Techint, en la planta productora de acero de Campana.

“Espero que arranquemos una nueva etapa con la UIA, enfocada en el futuro, en una agenda positiva que nos lleve a ser cada día más competitivos en relación al mundo”, dijo Cabrera a este diario.

Fuente: Clarín