Siete “presos K” quedaron libres en varias causas por fraude, coimas, lavado y hasta crímenes de la dictadura

A los recién excarcelados Cristóbal López y Fabián De Sousa, hay que sumar a Gerardo Ferreyra, César Milani, Fernando Esteche, Oscar Thomas y Carlos Cortes.

Suena horrible, pero es indiscutible: el contundente triunfo de Alberto Fernández en las PASO aceleró la contraola judicial en los tribunales federales de Comodoro Py. Así como tras décadas de impunidad y chicanas con la llegada de Cambiemos al poder se habían sucedido decenas de detenciones de ex funcionarios y militantes kirchneristas envueltos en causas por corrupción -pese a que sus respectivos juicios orales no se habían llevado a cabo- Argentina asiste en estos días a la corriente opuesta: con la misma velocidad que antes, muchas de esas celdas quedaron abiertas.

Presos K liberados

Desde 2016 a la fecha, en distintas causas de corrupción se dictaron prisiones preventivas sobre más de 70 ex funcionarios K, dirigentes y empresarios. Sólo en la causa conocida como los cuadernos de las coimas hubo más de 30 detenidos, de los cuales sólo permanecen entre rejas siete imputados, entre ellos Julio De Vido, Roberto Baratta, Lázaro Báez, Miguel Ángel Plo.

Presos K Presos
Cristóbal López y su socio Fabián De Sousa, en ambos extremos de la primera fila durante el comienzo del juicio por administración fraudulenta con la empresa Oil Combustibles, en junio pasado. Foto: Luciano Thieberger.

Cristóbal López y su socio Fabián De Sousa, en ambos extremos de la primera fila durante el comienzo del juicio por administración fraudulenta con la empresa Oil Combustibles, en junio pasado. Foto: Luciano Thieberger.

Los dueños del grupo Indalo tienen varias causas abiertas. La más avanzada ya está en juicio, y es por el supuesto fraude al Estado con la petrolera Oil Combustibles. La justicia los acusa de haber coordinado con el ex jefe de la AFIP Ricardo Echegaray sucesivos planes de pago para las deudas que simultáneamente iban generando por retener indebidamente el Impuesto a la Transferencia de Combustibles, que Oil les cobraba a sus clientes en las estaciones de servicio. Con ese dinero, concluyó el juez de instrucción Julián Ercolini, financiaron a otras empresas del Grupo, e incluso compraron más.

López y De Sousa fueron detenidos por el supuesto intento de vender Indalo mientras estaban inhibidos, lo que fue interpretado como una obstrucción de la justicia. Pero el mes pasado otra jueza los sobreseyó por esa sospecha, ya que los empresarios no transfirieron sus acciones al fondo de inversiones OP Investments. Así, «desaparecía» la causa principal de la prisión preventiva.

Pero los empresarios también tenían otra orden similar en el marco de la causa cuadernos, por haber participado del circuito de coimas que registraba el chofer Oscar Centeno. Sólo cuando la Cámara Federal le ordenó hacerlo, el juez Bonadio aceptó fijar una fianza, que López y De Sousa concretaron este martes a través de un seguro de caución.

Gerardo Ferreyra

Gerardo Ferreyra, de Electroingeniería, festejando la semana pasada su libertad, con la tobillera electrónica en las manos. Foto: Minutodecierre.com

Gerardo Ferreyra, de Electroingeniería, festejando la semana pasada su libertad, con la tobillera electrónica en las manos. Foto: Minutodecierre.com

A pocos días de haber logrado la excarcelación por parte de la Sala I de la Cámara Federal, el directivo de la empresa Electroingeniería -que tenía prisión domiciliaria- logró quedar en libertad la semana pasada. Ferreyra se encuentra procesado por el juez Bonadio en la causa de los cuadernos, acusado de haber pagado sobornos a ex funcionarios del gobierno kirchnerista para la obtención de contratos con el Estado.

Los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi habían dispuesto que la libertad estaba sujeta al pago de la caución que fijara el juez de la causa. La cifra exigida fue de 50 millones de pesos, y aunque sus abogados buscaron reducirla, luego consiguieron avales de seguros en garantía del pago del monto de su fianza.

Ferreyra -que se encuentra procesado en varios de los expedientes vinculados al cuerpo central de la causa de los cuadernos- era el único empresario que quedaba detenido. Recientemente se lo acusó de haber pagado coimas en la investigación sobre la cartelización de la obra pública y también en la causa por la explotación de los corredores viales.

El vicepresidente de la empresa cordobesa fue uno de los pocos empresarios que eligió no acogerse a la ley del imputado colaborador. Esta causa cuenta con 31 imputados colaboradores cuyos dichos, determinó el juez, fueron corroborados y un aporte «sustancial para la investigación.

César Milani

César Milani, en el momento en el que el Tribunal de La Rioja lo absuelve y ordena su inmediata liberación

César Milani, en el momento en el que el Tribunal de La Rioja lo absuelve y ordena su inmediata liberación

El ex jefe del Ejército kirchnerista César Milani recuperó la libertad el 9 de agosto pasado, después de haber sido absuelto por el Tribunal Oral Federal de La Rioja en la causa por el secuestro y las torturas a Pedro Olivera y su hijo Ramón, en 1977.

Después de la lectura del fallo, que además de su absolución ordenó la inmediata libertad, Milani fue al batallón de La Rioja, tomó sus cosas y dejó el lugar, acompañado por sus hijos.

El proceso contra Milani, que había comenzado el 3 de mayo pasado, culminó con la lectura del controvertido fallo de los jueces Julián Falcucci, Jaime Díaz Gavier y Enrique Lilljedahl.

La absolución por el secuestro de los Olivera fue por voto dividido y por las torturas en forma unánime, pero aún no se conocen los fundamentos del polémico fallo. En su voto de mayoría, los jueces Falcucci y Díaz Gavier avalaron como legales los arrestos sin orden judicial realizados durante la dictadura.

De todas maneras, Milani aún debe enfrentar otro juicio por supuestas violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar. Se trata del secuestro del soldado Alberto Agapito Ledo, desaparecido en Tucumán en 1976. Ese proceso comienza este jueves.

Fernando Esteche

El ex líder de Quebracho, Fernando Esteche, al salir del penal de Ezeiza.

El ex líder de Quebracho, Fernando Esteche, al salir del penal de Ezeiza.

El Tribunal Oral Federal (TOF) 8 decidió excarcelar al ex líder del grupo Quebracho, Fernando Esteche, en la causa en la que está procesado a raíz del supuesto encubrimiento agravado del atentado a la AMIA a través de la firma del Memorandum de Entendimiento con Irán durante el gobierno kirchnerista. En la decisión, los magistrados le fijaron una caución de 400 mil pesos.

Esteche era el único detenido en la causa en la que Cristina Kirchner está procesada por encubrimiento agravado, abuso de autoridad y estorbo de un acto funcional.

Los jueces del TOF 8 coincidieron en que la libertad de Esteche ya no podría afectar la instancia previa del juicio y el desarrollo del proceso, pues la instrucción ya está terminada y el expediente elevado a juicio oral. Además de este caso, sobre el ex jefe de Quebracho pesan dos condenas: una por daño e incendio y otra por intimidación pública agravada por el uso de explosivos.

Carlos Cortez

Carlos Cortez, detenido en Ezeiza.

Carlos Cortez, detenido en Ezeiza.

Junto con la del empresario Gerardo Ferreyra, el TOF 7 ordenó el viernes pasado la inmediata liberación de Carlos Cortez, uno de los procesados por lavado de dinero en el tramo de la causa que investigó maniobras de blanqueo por 70 millones de dólares, realizadas por el entorno de Daniel Muñoz, el ex secretario de Néstor Kirchner.

Los integrantes del Tribunal indicaron que obtuvieron la confirmación de la inscripción del embargo ordenado para su liberación y que tras la confirmación del Registro de la Propiedad Inmuebles de Santa Cruz, y que por ello se ordenada la inmediata liberación de Cortez.

Oscar Thomas

El ex directivo de Yacyretá Oscar Thomas, tras su detención en sepreibre pasado después de varias semanas prófugo. Foto: Luciano Thieberger.

El ex directivo de Yacyretá Oscar Thomas, tras su detención en sepreibre pasado después de varias semanas prófugo. Foto: Luciano Thieberger.

El 17 de septiembre, con la firma de los jueces Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, la Cámara Federal porteña accedió a conceder la excarcelación al ex director de Yacyretá, Oscar Thomas, detenido por orden del juez Bonadio en la causa de los cuadernos de las coimas.

Thomas -que había estado 48 días prófugo tras la orden de Bonadio para aprehenderlo- ya gozaba de arresto domiciliario por cuestiones de salud. Pero los camaristas no interpretaron aquella rebeldía como indicio de una posible fuga de Thomas si era excarcelado, y permitieron que quede en libertad.

Según los apuntes del chofer Oscar Centeno, que dieron origen a la causa, Thomas le entregó a la entonces mano derecha de Julio De Vido, Roberto Baratta, 1,1 millón de dólares el 12 de agosto de 2009. «Mientras viajábamos (Baratta) lo llamó al jefe (Julio De Vido) y le dijo que el ente Yacyretá y Transporte habían aportado para la corona 657 mil dólares», consignó en una de sus anotaciones.

Con distintos argumentos y bajo la firma de diferentes tribunales, todas las liberaciones fueron decididas después del triunfo de Alberto Fernández en las PASO.

Fuente: Clarín