Shakira, la colaboradora de Milagro Sala: “La plata iba a su casa, ella tenía dos placards con doble fondo donde quedaba”

Mirta Rosa Guerrero reveló lujos y corrupción de la líder de la Tupac Amaru en Jujuy. Cómo su comitiva sacaba miles de dólares al exterior, violencia y consumos suntuosos.

A Mirta Rosa Guerrero la conocen todos como Shakira. El apodo le quedó de sus primeros años como mano derecha de Milagro Sala. A la dirigente social la lleva en la piel, con un tatuaje en una pierna. Este domingo, en una entrevista con Jorge Lanata en Periodismo para Todos, Shakira -que supo agredir y se la vio reveló detalles del entramado de corrupción, violencia y absurdo de la líder de la Tupac Amaru en Jujuy.

«La plata iba a su casa, ella tenía dos placards con doble fondo donde quedaba y se la contaban», dijo Shakira. Pocas personas conocen con tanto detalle los manejos de Sala.

Es que con ella trabajó durante 26 años. Y, por ella, como dio a entender en la entrevista con Lanata, fue a prisión. Pero desde entonces no habla con la dirigente social, a quien calificó como «monstruo». Ahora es arrepentida judicial.

Guerrero estuvo en la cárcel después de que su figura apareciera en un alevoso video que dejó en el centro de la polémica a la organización Pibes Villeros. Las imágenes, registradas el día anterior a la asunción de Mauricio Macri, retrataron a un grupo de personas -entre ellas Shakira- sacando 14 millones de pesos del Banco Nación de San Salvador de Jujuy. Fue investigada y condenada a seis años de prisión por «asociación ilícita y fraude a la administración pública».

Tras cumplir dos tercios de la pena, quedó en libertad condicional en octubre pasado.

«La plata iba a la casa de Milagro Sala. Directamente a la casa de Milagro Sala. La recibían, se la contaban. Ella tenía dos placards con doble fondo, era ahí donde quedaba la plata», le dijo Shakira a Lanata.

En la conversación con el periodista se refirió a las múltiples propiedades de la dirigente social kirchnerista. También destapó cómo Sala armaba extensas comitivas que viajaban al exterior, incluidas visitas al papa Francisco en El Vaticano.

Y hasta dio un curioso detalle sobre la indumentaria de primeras marcas que la líder Tupac Amaru mandaba a enmendar.

«No son solo departamentos, sino la casa que ella dice que estuvo construyendo para los chicos que tuvieron problemas con la droga y para la rehabilitación… la casa es de ella. Se la construyó para ella. Y hasta se la construyó con cooperativistas de la obra ¡para ella!», remarcó Shakira, que estuvo al frente de ese proyecto durante un tiempo.

Se refiere a una casona que tiene en el dique La Ciénaga, donde Sala cumple domiciliaria por la condena a 13 años de prisión por el desvío de 60 millones de pesos destinados a planes sociales. Según el testimonio de su ayudante, no es la única vivienda.

«No se conformaba con esa que ya planeaba en el dique que quería una casa de campo. No se conformó con esa casa de campo que quería una al lado del agua: la otra casa estaba arriba, ella quería abajo», resumió Guerrero. Sobre la flota de vehículos, dijo que en un año Sala llegó a comprarse «cuatro (Toyota) Hilux».

«Tenía seis meses una camioneta y ya le parecía vieja, había que cambiarla», agregó sobre los consumos suntuosos de la líder de la Tupac Amaru.

En otro tramo de Periodismo para Todos, describió cómo eran los viajes al exterior: multitudinarios, en primera clase y con extraños manejos de dólares.

«La primera vez que fuimos a ver al Papa, ella dice que fue una invitación, ponele que así fuera para ella, pero no puede haber una invitación para 16 personas, incluyéndolo siempre al marido de ella (Raúl Noro) y a su hijo (Sergio)», describió Shakira.

Y pasó a hablar del dinero que llevaba cada integrante. «Cuando partíamos, nos daban 10 mil dólares a cada uno. Al llegar a destino se los teníamos que devolver y ella nos daba un viático, un porcentaje para nuestros gastos», recordó.

Remarcó que Sala siempre se manejaba en efectivo: «Dice que las tarjetas (de crédito o débito) quedan marcadas«. Además, explicó el porqué de comitivas tan numerosas. «Cuanto más grande sea su séquito, porque era eso de querer llevar a todo el mundo, era justamente para poder trasladar la plata para otro lado«, aseguró.

En ese sentido, rememoró otro viaje: a China, donde el hijo de Sala se sometió a una terapia con células madre por una enfermedad. «Tuvo la posibilidad de hacer el tratamiento, la felicito, ¿pero hacía falta que llevara tanta gente? Diez, once personas fuimos«.

Los viajes, añadió Shakira, se hacían en primera clase: «Cuando no se conseguía la totalidad en primera clase, uno o dos iban para atrás. Pero después, todos en primera«.

La indumentaria que utiliza Sala fue otro asunto de conversación entre Guerrero y Lanata. «A ella le gusta todo lo que sea marca«, expresó la ex colaboradora de la dirigente, antes de ventilar cómo camuflaba grandes marcas debajo de diseños autóctonos.

«Le vas a ver una remera puesta que tiene un bordado de un inca, ponele, y abajo es Cardin, Lacoste. Se compraba ropa de marca, la llevaba al textil y el textil le tenía que sacar el bordado y poner el nuevo bordado. De la misma forma los jeans que usó, el calzado que usó», profundizó.

Shakira habló sobre los consumos suntuosos de Milagro Sala: «Le gusta usar primera marca»

La ex colaboradora de la dirigente contó que la líder de la Tupac Amaru compra ropa de lujo y la hace modificar con motivos incas para tapar su procedencia.

Alberto Fernández, cuando visitó a Milagro Sala internada.Alberto Fernández, cuando visitó a Milagro Sala internada.

Shakira, que ratificó a Milagro Sala como «un Estado paralelo» en Jujuy, sacó a la luz episodios de violencia en la Tupac Amaru, con su líder como protagonista. Así, la tildó de «monstruo» y dijo que es «todo lo contrario al feminismo».

«Milagro siempre fue violenta. Siempre. ¿Viste que ahora estamos con el feminismo y todo eso?», le preguntó a Lanata. «Ella es al revés. Ella saltó toda la vida a favor de los hombres y en contra de las mujeres».

Para ejemplificarlo evocó un episodio que sufrió en carne propia: «A mí me pasó, lo juro por Dios, que una vez estuve en su casa y me tiraron una colcha y me empezaron a pegar. Cinco hombres, fuerte, grande. Me pegaron piñas y patadas. Y ella mirándolo».

—¿Por qué lo hizo? —consultó el conductor de PPT.

—Quería ver si yo resistía golpes.

—¿Era como una prueba?

—Exactamente —respondió Shakira, con los ojos vidriosos.

—Te hicieron lo que los chicos llaman una malteada…

Shakira reveló un episodio de violencia con Milagro Sala: «Cinco hombres me pegaron en su casa y ella se cagaba de risa»

La ex ayudante de la dirigente quebró en llanto al recordar la golpiza que sufrió delante de la líder de la Tupac Amaru.

—Sí, exactamente eso es lo que me hicieron.

—Y te dolió…

—Traté de que no me dolieran los golpes, lo juro por Dios. Era la bronca que tenía. La miraba a ella y ella se cagó de risa. Imaginate si eso me hizo a mí, que dejé a mi familia para trabajar con ella. Me podrás decir que podría haber decidido (hacer otra cosa), pero en aquella época no se podía decidir, no había trabajo. Yo tenía que pensar en mi familia —llegó a contestar antes de romper en llanto.

Mirta "Shakira" Guerrero, reveló todo sobre Milagro Sala ante Jorge Lanata.Mirta «Shakira» Guerrero, reveló todo sobre Milagro Sala ante Jorge Lanata.

También se refirió a la visita de Alberto Fernández a Milagro Sala, a fines de junio.

«Me dolió. Había otras cosas para priorizar, en vez de verla a ella por el tema de salud. Yo también estuve mal de salud y no me fueron a ver. Tengo compañeras que la están pasando mal, prácticamente abandonadas«, expresó en un diálogo revelador en PPT.

«Yo estuve con ella tantos años, le puedo dar fe de que ella no es lo que dice ser. Es un monstruo disfrazado de dirigente. Es un monstruo que a veces hasta ofende a los pueblos originarios», la definió.

La nota de este domingo fue una especie de reencuentro entre Shakira y Lanata, después de que ella en 2012 atacara y robara al equipo periodístico que el conductor de PPT envió a la provincia del norte argentino para retratar el entramado de Milagro Sala en el barrio Alto Comedero. Por esa causa, fue condenada a 3 años y 3 meses de prisión efectiva por «robo en poblado y en banda».

Este domingo, dio su versión de los hechos.

«Lo de la cámara fue así. Es de público conocimiento, que en el momento en que pasó lo que pasó me filmaron. En ese momento sí participé. Después en el momento en que se robó la cámara no fui yo», dijo Guerrero, que insinuó haber recibido presiones desde la cúpula de la Tupac Amaru.

«En el juicio me tuve que quedar callada, sabiendo yo quién se llevó la cámara. Fueron otras personas, varones, que la llevaron a la sede, la rompieron y uno de ellos se la terminó llevando a su casa», continuó su relato.

«Cuando comenzó el juicio me tuve que quedar callada. Era ‘Tenés que hacer esto, decir esto, decir aquello’, entonces me daban ganas de decir ‘pará'», reveló.

Y marcó el quiebre. «En el jucio me enojé con ella previo ya a la sentencia. Se acerca y me pide que yo me opere para que pueda postergar el juicio. Yo le dije ‘Milagro, yo te explico, tengo tres hijos con cesárea, tres operaciones, en total 32 centímetros abiertos, operarme me significa capaz terminar comiendo con sonda y defecando en una bolsa, yo tengo que cuidarme’. Me respondió ‘sos la única que puede parar esto, tenés que hacerlo, tenés que hacerlo’. Gritó tanto que se la escuchó». La escena fue en el mismísimo tribunal.

Shakira, que colabora ahora con la Justicia, se mostró arrepentida -más allá de la figura legal que asumió- por la relación que entabló con Sala. «Como mujer siento bronca. El otro día estuvimos hablando con mi marido. Y siento bronca. Fui una pelotuda. Creí algo que no era, creí algo que no existía», dijo en diálogo con Lanata.

Para el final, reclamó que la dirigente de la Tupac Amaru vuelva a una prisión común.

«Milagro tiene que estar presa en una cárcel común. Donde está ella puede recibir visitas, como podría estar recibiéndolas en el penal. El que la quiere ir a ver puede ir al penal. Las fiestas que hace, los grupos que lleva, los cumpleaños que realiza…», enumeró sobre los festejos que organiza Sala en domiciliaria, con bandas y música en vivo.

Angustiada y quebrada en llanto otra vez, volvió a trazar un paralelismo con su vida familiar.

«Yo nunca festejé un cumpleaños en un salón bonito, pero sí preparaban cumpleaños para ella. Mi nena no tuvo fiesta de 15, pero sí le armé todas las fiestas esas (a Milagro Sala), todas, de hermanas, de tíos, de todos», cerró entre lágrimas. Y tras contar todo.

Clarín

Please follow and like us: