Seguridad vial: según la ley, cuáles son las prioridades de peatones, ciclistas y automovilistas

Con el fin de concientizar respecto al correcto desenvolvimiento en la vía pública, desde la Jefatura Distrital de Seguridad II recordaron lo que reza el Artículo 45 de la Ley de Tránsito 9024, referido a las prioridades de peatones, ciclistas y automovilistas.

Todo peatón, ciclista o conductor de vehículo automotor que llega a una bocacalle o encrucijada debe ajustarse a las indicaciones del agente de tránsito o a las que sean dadas por dispositivos de señales, semáforos o por señales fijas.

A falta de tales indicaciones los peatones, ciclistas y conductores de vehículos automotor se ajustarán en la forma que se indica en los incisos siguientes:

a) En las zonas urbanas, el peatón tiene prioridad sobre los vehículos para atravesar la calzada por la senda peatonal.

b) En las zonas rurales, los peatones deben ceder el paso a los demás vehículos, a menos que atraviesen por zonas especialmente señaladas, en cuyo caso la prioridad les pertenece a ellos.

En todo accidente con participación de peatones, se presume la culpabilidad del ciclista o del conductor de vehículo automotor.

El ciclista o el conductor de vehículo automotor que lleguen a una bocacalle o encrucijada deben, en todos los casos, ceder el paso a todo vehículo que se presente por una vía pública situada a su derecha. Esta prioridad es absoluta y sólo se pierde ante:

  1. La señalización específica en contrario.
  2. Los vehículos ferroviarios.
  3. Los del servicio público de urgencia en cumplimiento de una emergencia, con sus correspondientes luces de emergencia y sirenas encendidas.
  4. Los que circulan por una vía de mayor jerarquía. Antes de ingresar o cruzar dicha vía debe siempre detenerse la marcha.
  5. Los peatones que cruzan por la senda peatonal o por zona peligrosa habilitada como tal.
  6. Las reglas especiales para rotonda.
  7. Cualquier circunstancia cuando:

a) Se desemboque de una vía de tierra a una pavimentada.

b) Se halla detenido la marcha o se vaya a girar.

La regla es la prioridad de paso en las rutas y solo sufre excepción cuando una ruta es de mayor importancia que otra, en cuyo caso, la prioridad pertenece al vehículo que transite por la ruta o camino principal.

Si se dan varias excepciones, se debe respetar el orden de prioridades establecido precedentemente. Para cualquier otra maniobra goza de prioridad quien conserva su derecha. En las cuestas estrechas debe retroceder el que desciende, salvo que lleve acoplado.

La Ley completa puede ser leída aquí.