¿Se acaba la hegemonía de Peugeot?

Sin el equipo oficial, la marca del león reduce sus chances de retener el título como lo hizo desde 2016.

Durante los últimos tres años los autos de Peugeot han sido imparables en el Rally Dakar y lograron poner a la insignia francesa de nuevo en lo más alto, ya que la última vez que lo había conseguido había sido en 1990 de la mano del finlandés Ari Vatanen, quien se proclamó campeón de la competencia en cuatro ocasiones.

El conjunto de la marca del león se transformó en uno de los grupos más temibles de los últimos años tras regresar a la carrera más exigente del mundo con un equipo oficial y juntar a diferentes pilotos de gran nivel como Stéphane Peterhansel, máximo ganador del Dakar (seis en motos y siete en autos) y triunfador en 2016 y 2017; Carlos Sainz, último campeón; Cyril Despres y Sébastien Loeb.

De todas maneras, tras conseguir la victoria durante tres ediciones consecutivas, el equipo oficial de Peugeot decidió despedirse del Dakar y alejarse este año de la competencia. De los pilotos pertenecientes a la marca, sólo Loeb, máximo campeón de Rally Mundial WRC, apostó por continuar con el manejo de un vehículo de la insignia francesa, ya que sus excompañeros migraron a Mini.

Mini quiere volver al triunfo.

Por otro lado, tanto la compañía alemana como Toyota volvieron a resurgir después de un ciclo liderado por los 2008 y 3008 de la automotriz de Francia, ya que dentro del Top 10, las posiciones se reparten en mayoría entre estas dos marcas, aunque por el lado del país galo, la esperanza de retener el título está puesta en Sébastien Loeb, quien por el momento pelea por la punta y en menor lugar el británico Harry Hunt.

Nasser Al-Attiyah busca darle el triunfo a Toyota.

¿Podrá ser el año de Toyota? ¿Mini regresará a la gloria? El qatarí, Nasser Al-Attiyah, el sudafricano, Giniel De Villiers y Bernhard Ten Brinke, entre los más destacados, buscan darle el primer título a la marca japonesa. En cambio los ex Peugeot, Nani Roma, Yazeed Al-Rajhi, quienes se destacan con los autos de la automotriz europea, tratan de devolverle el poderío al equipo oficial de la alemana, que consiguió consolidar durante el período entre 2012 y 2015.

Con chances similares a las de la insignia del león, el checo Martin Prokop busca darle la gloria a Ford, por primera vez en el Rally Dakar, aunque, si bien está dentro de los diez más competitivos, por el momento no pudo acercarse a las posiciones del podio.

 

Fuente: Olé