,

Scaloni pateó el tablero y metió cuatro cambios en la Selección Argentina

Salieron Di María y el Kun Agüero, además de Saravia y Guido Rodríguez. Probó un 4-4-2 con el doble cinco Paredes-Lo Celso.

Pateó el tablero Lionel Scaloni en la soleada y agradable mañana de Belo Horizonte. Eso es lo que se desprende de la práctica de fútbol en Cidade do Galo (en ese mismo lugar se hospedó en el Mundial de Brasil), el predio de Atlético Mineiro, donde la Selección llevó a cabo el último ensayo esperando el encuentro contra Paraguay de este miércoles en el estadio Mineirao.

Algo se olfateaba en el Hotel Hilton Garden Inn donde se hospeda la Argentina en esta ciudad del Estado de Minas Gerais este lunes. El entrenador estaba con la idea de mantener una base del equipo y hacer algunos cambios fuertes. Y lo hizo. Con sus decisiones, emitió un claro mensaje. Sacó del equipo a Sergio Agüero y a Angel Di María, dos históricos, aunque de bajo rendimiento el sábado con Colombia, sobre todo el de París Saint Germain. En sus lugares colocó a Lautaro Martínez, quien venía sumando muchos puntos en las prácticas, y a Rodrigo De Paul, que había entrado bien en lugar de Fideo en el entretiempo en el Arena Fonte Nova de Salvador de Bahía.

Pero no se quedó ahí. Hubo otras dos modificaciones. Una en la defensa. La inclusión de Milton Casco por Renzo Saravia en el lateral derecho. Y la otra en el mediocampo: Roberto Pereyra por Guido Rodríguez.

De esa manera, el equipo titular se paró con: Franco Armani; Casco, Germán Pezzella, Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico; Pereyra, Giovani Lo Celso, Leandro Paredes, Rodrigo De Paul; Lionel Messi y Martínez. 

Vuelve el doble cinco preferido de Scaloni, con más juego que marca. La idea es pararse más adelante en el campo y tomar la posesión de la pelota para demostrar agresividad cerca del área rival, como ocurrió en los primeros 30 minutos del encuentro ante Colombia.

En tanto, el «Tucu» Pereyra venía arrastrando una sobrecarga muscular en la región inguinal. Eso fue previo al encuentro con Colombia, el mismo día que se lesionó Esteban Andrada. Y a pesar de que venía evolucionando, el mediocampista ex River se entrenó diferenciado hasta el lunes. Este martes evidentemente ya estaba mejor y Scaloni decidió su inclusión entre los titulares.

Después de la práctica formal de fútbol, Scaloni reunió a los jugadores en un sector del campo de juego y tuvo una larga charla con ellos. Pero no solo habló él. También lo hicieron los referentes. Primero Messi, luego Otamendi y, por último Agüero y Di María. Todos dijeron algo. El tono de cada discurso fue enérgico.

Los referentes, con Leo a la cabeza, fueron los encargados de levantar a este grupo que buscar forjarse tras la caía en el estreno. Messi es el más activo en ese rol puertas adentro. Mismo apenas consumada la derrota del sábado ya en el vestuario se encargó de alzar la voz y decirles a sus compañeros que «hay que levantar la cabeza y seguir para ganar los próximos dos partidos».

Los 24 grados se hicieron casi 30 de sensación térmica en el predio del Mineiro. Tras la reunión en el campo y los ejercicios de elongación, el plantel se subió al micro que emprendió el viaje de regreso al hotel con el fuerte operativo de seguridad de siempre que hasta el momento no presentó fisuras. Almuerzo, siesta y a mentalizarse para el desafío clave.

A las 17:30 de este miércoles, Scaloni dará una conferencia de prensa en el Mineirao, el estadio en el que Argentina jugará este miércoles, desde las 21.30. El DT suele confirmar el equipo un día previo a los encuentros. ¿Esta vez también lo hará? ¿Ratificará los cambios que introdujo en la práctica, dejando afuera a Agüero y a Di María?

Fuente: Clarín