,

San Lorenzo apeló al instinto de supervivencia y a los jóvenes y le ganó 2-1 a Unión en Santa Fe por la Copa de la Liga

Con un tiempo que se agota, apeló al instinto de supervivencia. San Lorenzo, se sabe, no gana para sustos. Pero después de los resultados negativos que desencadenaron en la renuncia de Pedro Troglio como DT, el Ciclón se regaló una sonrisa con su segundo triunfo en la Copa de la Liga: en Santa Fe, superó a Unión por 2 a 1 con un doblete del defensor Federico Gattoni; Leonel Bucca descontó para los locales. El equipo de Boedo tuvo un respiro y ganó después de cinco encuentros. Un soplo de aire ante las frustraciones acumuladas. Frente a tantas actuaciones fallidas y un futuro que luce cada vez más incierto.

Fueron días muy difíciles para San Lorenzo. Dentro del panorama que transita el club, Marcelo Tinelli regresó al país en las últimas horas tras sus vacaciones en México y tuvo una charla con Matías Lammens, el vicepresidente segundo. El empresario y conductor televisivo les pidió a los dirigentes azulgranas unos días para definir su futuro. Cabe recordar que el presidente del Ciclón se encuentra de licencia, un período que vencerá el próximo 2 de mayo. De todos modos, una buena parte de la comisión directiva quiere una resolución inmediata, en lo posible antes del sábado (ese día recibirán a Patronato en el Nuevo Gasómetro). Nadie se anima a vislumbrar qué será de su futuro, aunque se intuye que no volverá a su cargo.

Asimismo, las diferencias se extienden a Tinelli y Horacio Arreceygor, quien en la actualidad lo sustituye en la presidencia. Hace un puñado de meses, el hombre del Sindicato Argentino de Televisión fue tajante: “Si vuelve debe poder rearmar su gobierno y para ello yo voy a poner mi renuncia a disposición”, aseguró. Una vez más, los próximos días serán claves en el intrincado panorama azulgrana. El fastidio es palpable día tras día. Con toda la política interna revolucionada, desde la oposición piden elecciones anticipadas. “El ciclo está agotado”, argumentan.

Pedro Troglio, el entrenador saliente -apenas dirigió 10 partidos- habló públicamente por primera vez desde que decidió alejarse de Boedo. “Los jugadores no me hicieron la cama. Dieron todo. Lo que pasa es que en un contexto de tanto nerviosismo todo se hace muy difícil”, sostuvo en TyC Sports. En cuanto a las internas dirigenciales, añadió: “Los dirigentes me pidieron que me quedara, me aseguraron que me iban a reforzar el equipo. El tema es que yo no podía esperar más tiempo. Siempre tuve diálogo con Lammens y Mauro Cetto. Con Tinelli hablé solo una vez. Fue hace un mes. A Marcelo lo noté caído”.

En el duelo entre Unión de Santa Fe y San Lorenzo, el visitante tuvo la pelota; aquí, el que conduce es Agustín Martegani, una de las caras jóvenes del equipo de Boedo
En el duelo entre Unión de Santa Fe y San Lorenzo, el visitante tuvo la pelota; aquí, el que conduce es Agustín Martegani, una de las caras jóvenes del equipo de BoedoJuan José García – FotoBAIRES

En el compromiso ante Unión, el Ciclón presentó a seis futbolistas surgidos de sus divisiones inferiores. Uno de ellos fue Agustín Giay, de apenas 18 años. El volante, categoría 2004, viene de entrenarse con la selección argentina Sub 20 de la mano de Javier Mascherano. También Gastón Hernández, que debutó en el cruce reciente ante Platense. Chicos que salieron a ponerle el pecho a la mala situación. Y que realmente lo hicieron bien más allá del duro contexto.

Fue el duelo entre dos realidades opuestas. De un lado Unión, que aspira a conseguir una de las cuatro plazas clasificatorias en la zona A. Del otro, un club que apenas había ganado ante Talleres, en Córdoba. Y que no celebraba en el estadio 15 de abril desde el 2001. Este martes pudo cortar la sequía. Dentro de este contexto, el técnico interino Fernando Berón movió el esquema y dispuso un dibujo táctico con cinco defensores. Con Giay y Nicolás Fernández Mercau tratando de proyectarse por los costados.

Tras un arranque en el que no había pasado nada, el Ciclón se encontró con la apertura del marcador a los 7 minutos, después de un córner que conectó Gattoni con una tijera. Un golazo luego de un buen movimiento en el área de Cristian Zapata, que le dio tiempo y espacio a su compañero en la zaga.

En un partido de poco vuelo, hasta el árbitro Andrés Merlos se animó a patear en Unión de Santa Fe y San Lorenzo
En un partido de poco vuelo, hasta el árbitro Andrés Merlos se animó a patear en Unión de Santa Fe y San Lorenzo Juan José García – FotoBAIRES

En el primer tiempo, San Lorenzo se mostró en la cancha como un conjunto más orientado, combativo, que se fue soltando de a poco y defendió coordinado y con aplomo. Ezequiel Cerutti se hizo cargo de todo el frente de ataque, algo que ya había mostrado en la igualdad contra Platense. Era quien le daba profundidad a los ataques azulgranas. A los locales les costaba hacer pie y adueñarse del partido. Casi nunca pisaron el área de Torrico y no patearon al arco.

Tras un rato de dominio, en el segundo tiempo los azulgranas sintieron el desgaste, bajaron el ritmo y el partido se hizo enredado. Hubo tiempo para otro debut: Francisco Perruzzi, de 21 años. Asimismo, en uno de los pocos intentos ofensivos del Ciclón en esa etapa, otra vez llegó Gattoni: tras un nuevo envío de Cerutti, el defensor metió un cabezazo que le dio el 2 a 0 a su equipo. Retumbó el grito. Casi pudo oírse en Boedo. Se liberó -un poco- la angustia. Unión, en tanto, no tuvo la reacción de otros partidos y su ánimo se fue apagando. Bucca anotó el descuento en el cierre.

Más allá de las especulaciones que se pueden presentar en estos casos, en San Lorenzo ya se habla de la llegada de un nuevo director deportivo y lógicamente de un DT. Pero las certezas no abundan ya que primero debe definirse el nuevo mapa político. La situación del Ciclón es delicada y se combinan las cuestiones deportivas, económicas y políticas. Reina la desesperación y ya se espía con lógica preocupación el promedio del descenso.

Los tiempos se aceleran en San Lorenzo. El club continúa sumido en una crisis futbolística e institucional que no tiene visos de aflojar. En las últimas semanas, distintos estamentos empezaron a sentir cómo la situación se escapa de las manos. Obligado por la realidad, para intentar descomprimir, en Santa Fe al menos tuvo un pequeño alivio.

Fuente: La Nación

 

Please follow and like us: