,

River-Boca: el primer superclásico por las semifinales de la Copa tendrá terna arbitral brasileña

El primer River-Boca por las semifinales de la Copa Libertadores, que se disputará el Martes 1° de octubre próximo, tendrá terna brasileña. La encabezará el brasileño Raphael Claus, secundado por sus compatriotas Danilo Manis y Bruno Pires. Como cuarto árbitro fue designado el paraguayo Arnaldo Samaniego.

El VAR tendrá como responsable al colombiano Nicolás Gallo, acompañado por Rodolpho Toski y Emerson De Carvalho, de Brasil. El observador de VAR será el chileno Patricio Polic, mientras que como asesor internacional estará el uruguayo Darío Ubriaco. Quienes conocen a Claus hablan de un árbitro «discreto», al que «no le gusta ser la estrella» y procura pasar desapercibido.

En un principio, la decisión de la Conmebol era que hubiera árbitros argentinos en el primer superclásico. Pero, con el correr de los días, la idea se modificó. Sobre todo, en función del riesgo que podrían correr tanto los propios árbitros como la confederación. Además, los clubes podrían haber presionado para que fuera tal o cual árbitro el designado. Mandar a una terna brasileña al Monumental erradicó la polémica.

Raphael Claus nunca dirigió a Boca, pero sí lo hizo con River: fue en la derrota 2-1, en el Monumental, ante Independiente de Medellín, de Colombia, el 25 de mayo de 2017, por le etapa de grupos.

Pitana, a Brasil

La otra decisión que tomó la comisión de Árbitros de Conmebol fue designar a una terna argentina para la primera serie entre Gremio y Flamengo, que se jugará en Porto Alegre el 2 de octubre. El árbitro principal será Néstor Pitana, acompañado por sus históricos asistentes: Juan Pablo Belatti y Hernán Maidana. Será el mismo trío que dirigió la final del Mundial de Rusia, el año pasado. Como cuarto árbitro se designó al ecuatoriano Guillermo Guerrero.

Además, el responsable del VAR será el argentino Mauro Vigliano, secundado por Germán Delfino y Ezequiel Brailovsky, todos argentinos.

Fuente: LA NACION