,

Quién es la basquetbolista que amamantó a su beba de 11 meses en pleno partido

La imagen de Antonella González alimentando a su hija recorrió el mundo y se convirtió en un ícono para las madres deportistas

Una imagen que revolucionó las redes sociales fue la de la basquetbolista argentina Antonella González (30) amamantando a su hija de 11 meses en pleno partido. Fue tal la emoción que generó la postal, que recorrió todos los portales deportivos y se convirtió en un ejemplo inspirador para las mujeres que se dedican al deporte y son madres.

Antonella juega de base para el Club Tomás de Rocamora, de Entre Ríos, que disputó este domingo un partido ante Vélez Sarsfield por la sexta fecha de la Liga Femenina de Baloncesto. El encuentro terminó 61-44 a favor del conjunto entrerriano.

Pero uno de los momentos más lindos de los cuatro cuartos fue el que se vio cuando, al costado de la cancha y en el entretiempo, González se levantó la camiseta y se puso a amamantar a Madelein, su hija de 11 años que la acompaña en todos los partidos.

“Que todas las madres sientan que se puede”, dice una publicación del Rocamora en alusión a la frase de la basquetbolista. “Una imagen que resume la pasión: por el básquet y por ser madre. Una imagen que resume el sacrificio que ellas hacen. Antonella González ayudó (8 puntos, 2 rebotes y 1 asistencia) a que @ClubRocamora le sacara el invicto a Vélez y, en el entretiempo, le dio de comer a su hija Madi”, decía además un twit de la Confederación Argentina de Básquet.

Según contó en una entrevista con el diario El País, de España, Antonella se crió en Concepción del Uruguay, en el Club Tomás de Rocamora, donde su madre oficiaba de entrenadora de la división femenina de básquet.

“Mi madre también nos dio la teta en una cancha de baloncesto. Para nosotras es algo natural. Por eso me cuesta entender la dimensión que ha tenido esto. Pero bienvenida sea la circunstancia para visibilizar nuestra condición de madres, para acercarnos al profesionalismo y para tener unas condiciones más igualitarias con respecto a los hombres”, manifestó en conversación con el diario español.

Antonella es madre primeriza y, además de jugar al básquet, trabaja, dado que el básquet femenino todavía no es profesional en el país. En el equipo se siente en familia: su hermana Laura es la entrenadora y Vale, otra de sus hermanas, trabaja en el área de comunicación del club.

Fue gracias a esta última que la jugadora supo que su hija tenía hambre y se hizo a un costado de la cancha para satisfacer su demanda. “Lo disfruté muchísimo. Estaba con las pulsaciones a mil y con ella pisé tierra. Bajé las revoluciones. Perdía un ratito de juego, pero ganaba mucho más. Me tocaba ser madre antes que deportista. Esto es la vida”, reflexionó con El País.

Después de la escena que recorrió no solo los medios locales sino internacionales -llegó hasta Italia-, la propia Antonella aseguró que “las abuelas” de “Madi” guardarán los recortes de la foto para mostrarle en el futuro. Ahora, en sus redes sociales, comparte posteos de diferentes asociaciones que apoyan la lactancia materna y se convirtió casi en una precursora de ella.

Mientras tanto, la última foto que González tiene publicada en Instagram es una de la pequeña mirándola desde la tribuna con su camiseta, una clara muestra de su amor por ser madre y por el deporte conviven sin contratiempos y donde repite, como en la cancha: “¡Vamos Rojo de mi vida!”.

Fuente: Lanación

Please follow and like us:
Tweet 20