Protegen con malla antigranizo la producción de hortalizas de familias sanrafaelinas

A través del Programa de Desarrollo Rural Inclusivo, el Gobierno invirtió $2,8 millones para resolver el problema del daño que provoca anualmente el granizo.

En 2009, tras una severa contingencia climática que afectó fuertemente la cosecha en distritos de San Rafael, unos 100 productores de Real del Padre se organizaron y conformaron, en 2013, la Asociación de Productores Oasis Sur Real, de San Rafael.

Es que para las familias que se dedican a la producción agrícola, la precipitación de granizo implica pérdidas económicas tan severas, que se vieron en la necesidad de trabajar en conjunto.

En ese marco, la asociación solicitó financiamiento al Programa de Desarrollo Rural Inclusivo (Proderi) para llevar adelante el proyecto Hortalizas Protegidas, con el que se beneficiarán 19 productores de la zona y cuyos grupos familiares suman 70 personas.

El objetivo del gobierno es resolver los problemas que genera anualmente el granizo, que en las últimas tres temporadas agrícolas afectó con daños de hasta el 100% propiedades destinadas a la producción hortícola, y, como consecuencia, el Gobierno declaró la emergencia agropecuaria en la zona.

El proyecto tuvo como objetivo la cobertura de malla antigranizo de 0,54 ha por productor, lo que significa una cobertura total de 10,26 ha. Para ello, desde el Proderi se destinaron $2.815.239,50 para la adquisición de malla antigranizo y de materiales para estructura de soporte como postes, alambres, accesorios, cubre palos y plaquetas.

Con una contraparte de $384.523,74 aportada por los beneficiarios y otras instituciones y la mano de obra de los integrantes del grupo que se organizaron colaborativamente para realizar las instalaciones, se llevó adelante la colocación con el asesoramiento del proveedor y de los técnicos del INTA Rama Caída.