Procesaron al suspendido fiscal Juan Ignacio Bidone en la causa por espionaje ilegal

Es investigado por asociación ilícita y abuso de autoridad. Además lo embargaron por $ 10 millones.

El juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla procesó al suspendido fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone en la causa por espionaje ilegal en la que se investiga su complicidad con el falso abogado Marcelo D’Alessio, al que reconoció haberle aportado información sobre dirigentes y empresarios que luego serían extorsionados. La medida dispuesta por el magistrado es sin prisión preventiva.

Bidone fue procesado como miembro de una asociación ilícita y también por abuso de autoridad. El juez además dispuso un embargo contra el suspendido fiscal por $ 10 millones. Se trata del segundo procesamiento contra el funcionario judicial en los últimos días, ya que la semana pasada el juez federal Luis Rodríguez había tomado esta medida en la causa en la que se investiga una supuesta extorsión de parte de D’Alessio al empresario aduanero Gabriel Traficante.

«El fiscal de Mercedes ha reconocido su relación con Marcelo D’Alessio y el intercambio de información con aquél y con quienes consideraba miembros de los servicios de inteligencia nacionales o internacionales. De este reconocimiento se pueden extraer varias conclusiones. Una de ellas es el modo en que en los ámbitos judiciales y políticos se pudo haber naturalizado ciertas prácticas ilegales que constituyen graves afectaciones al Estado de Derecho, al funcionamiento del sistema de justicia y a la intimidad de los ciudadanos», indicó el juez en su fallo.

«Ningún funcionario público puede valerse de ‘espías’ para investigar por fuera de cualquier marco legal a los ciudadanos, sean estos políticos, empresarios, abogados defensores en causas trascendentes, imputados, sospechados, etc. Sólo excepcionalmente se les otorga a determinados funcionarios la facultad de realizar investigaciones criminales sobre determinadas personas, pero aquellas siempre deben realizarse dentro de un marco legal», aclaró Ramos Padilla.

«Bidone ha accedido de forma reiterada y sistemática a lo largo del tiempo a una base de datos personales de acceso restringido, excediendo la autorización que poseía, y ha requerido de modo indebido registros de comunicaciones telefónicas», indica la resolución.

Además recuerda que el suspendido fiscal «ha aportado estos datos personales y confidenciales de diversas personas -que ninguna vinculación poseían con una investigación criminal a su cargo- a otros miembros de una organización delictiva que utilizaba esa información privilegiada para llevar a cabo distinto tipo de planes delictivos vinculados con el espionaje ilegal».

«Así también, ha conformado de modo irregular, oculto y aparente legajos fiscales de los que sólo Bidone conocía su existencia y en los que, en algunos casos, se procedió a agregar algunos de estos reportes de datos personales que se habían obtenido de modo ilegítimo», indicó.

El juez determinó que el procesamiento sin prisión preventiva a Bidone fue por encontrarlo «a prima facie penalmente responsable» por el delito de asociación ilícita en carácter de miembro en concurso ideal» en perjuicio de Alfredo Olmedo, Ricardo Colombi, Eduardo Tassano, Sergio Flinta, Eduardo Alejandro Vischi, Mario Víctor Cifuentes, Pedro Etchebest, Giselle Robles, Dov Killinsky y Bernardo Marcelo Yungman.

Fuente: TN