Potasio, una oportunidad para Mendoza en el contexto mundial de incertidumbre

A lo largo del 2022 los mercados de valores globales han enfrentado uno de los peores comienzos de la historia en término de rendimientos. Pero Mendoza tiene una enorme oportunidad en PRC con la extracción, industrialización y comercialización del potasio.

En un año marcado por las consecuencias de la pandemia, la invasión de Rusia a Ucrania y la incertidumbre de los mercados globales, el potasio se posiciona como uno de los activos que ha duplicado su valor de mercado y que mayores oportunidades de crecimiento tiene a futuro.

Según los mercados internacionales, las empresas dedicadas a la extracción, industrialización y comercialización del potasio han llegado a duplicar su valor. Estas evidencias, que no forman parte de una “burbuja” sino que responden a una demanda global, representan una gran oportunidad para PRC, uno de los mayores yacimientos del mundo ubicado en Malargüe.

De hecho, el precio del potasio, al igual que el resto de los macronutrientes (fosfato y nitrógeno), se ha elevado hacia máximos históricos y se ha duplicado en términos interanuales. Hoy registra un valor superior a USD1.000/tn en el segmento “Granular MOP Brazil (C&F)”, lo que ha convalidado enormes resultados operativos en las compañías del segmento.

Alta demanda

Este precio es una gran referencia para el proyecto de PRC, dado que Brasil es el “mercado target”. Una alta demanda de países en el Hemisferio Norte y limitaciones en la producción en países del Hemisferio Sur debido a sequías, sumados a las restricciones en el comercio de granos por la invasión rusa en Ucrania, han promovido mejores márgenes de rentabilidad en productores agrícolas a nivel global, incentivando así una mayor inversión en la utilización de fertilizantes.

El mercado del potasio es un juego de pocos jugadores, que genera un mercado con alta demanda y con un 70% de la producción comercializada entre países. El 60% de las importaciones se concentra entre Estados Unidos, Brasil, China e India, en tanto que aproximadamente el 80% de las exportaciones las explican Canadá, Rusia y Bielorrusia, siendo estos dos últimos responsables del 40% del total.

Otro factor a favor del desarrollo de la industria del potasio son las restricciones aplicadas al comercio con Bielorrusia, potenciada por limitaciones en las exportaciones de Rusia y un bloqueo logístico por parte de Lituania, imposibilitando el traslado del potasio mediante trenes y exportaciones por el puerto.

Rusia ha suspendido la exportación de potasio junto a otros fertilizantes con fundamento en problemas logísticos asociados a la guerra.

Es así como el 40% de las exportaciones de potasio comenzaron a verse limitadas durante los últimos meses, y se espera que el impacto en el precio se prolongue a lo largo del 2022 y 2023.

La demanda de potasio durante el 2022 refleja un posicionamiento fuerte, principalmente por parte de China e India, que necesitarán importaciones de este mineral para enfrentar sus respectivas compañas agrícolas.

Los principales bancos de inversión esperan que el potasio registre valores máximos durante el 2022, que irá estabilizándose en forma gradual hasta los USD/tn 350-400 a partir del 2025, valor bastante elevado en relación a referencias históricas.

¿Cómo se puede beneficiar el proyecto de PRC en este contexto?

La mayor oportunidad que presenta PRC es sustituir las importaciones que hoy Brasil recibe desde Rusia y Bielorrusia, que totalizan aproximadamente 5Mmt por año.

El proyecto también se beneficia por los altos precios. A corto plazo, los elevados niveles esperados durante los años 2022-23 potencian los flujos operativos tanto para las principales compañías del sector, como a sus accionistas, otorgándoles mejores condiciones financieras para poder invertir en el proyecto de PRC. A mediano y largo plazo, los precios esperados convalidan una alta viabilidad en el desarrollo del proyecto.

Si bien las reservas de potasio a nivel global son amplias, la capacidad instalada también es alta y llega al 95%. Es poco el poder de expansión mediante proyectos brownfield, es decir, mediante expansiones de plantas existentes.

Por eso, que se deba recurrir a nuevos proyectos de tipo greenfield, es decir, nuevas plantas de operaciones, también es una oportunidad para PRC dado que, por su característica de explotación mediante minería por disolución, los gastos en capital y los plazos de desarrollo son menores en relación con la minería subterránea convencional, que es la más utilizada en el mundo.

Y a pesar de que la minería por disolución suela tener menores márgenes operativos por su mayor consumo de energía, hoy el proyecto de PRC ofrece mejores condiciones que el resto del mundo por la sinergia que se puede generar con Vaca Muerta para abastecerse de gas, oportunidad que en el proyecto original de Vale no estaba contemplada. Todo esto potenciado, a su vez, por las inversiones, estudios, licencias y habilitaciones ya existentes en el proyecto de PRC.

Esto permitirá enfrentar los escenarios de escases esperados para el mercado de potasio durante los próximos años. Acorde a proyecciones, tanto en un escenario de bajo como alto crecimiento en la demanda de potasio (2,3% y 2,8%, respectivamente), se espera que exista un potencial exceso de demanda de 8 Mmt para el año 2030.

Please follow and like us: