Por inflación y más recortes, Massa bajó el gasto real en los últimos cuatro meses

Con ayuda de la elevada inflación y controles de gastos que podrían reabrir la tensión interna en el Frente de Todos, el ministro de Economía, Sergio Massa, logró que el gasto real de la Administración Nacional comenzara a caer en los últimos cuatro meses, lo que acerca las posibilidades de que la gestión de Alberto Fernández y Cristina Kirchner cumpla la meta fiscal en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) elaborado a fines de octubre por los especialistas Pablo Barousse, María Laura Cafarelli y Julieta Olivieri, estimó que “en los últimos cuatro meses se evidencia una reducción del 16,2% año a año en los gastos primarios, que contrasta con el comportamiento expansivo del primer semestre (+12,5%)”. Y agregó: “Esta dinámica en el comportamiento mensual de los gastos primarios deriva en una reducción acumulada a octubre de 1,6% año a año”.

El economista Gabriel Caamaño Gómez hizo una aclaración importante: precisó que el informe no es sobre el Sector Público Nacional, o sea, no contempla fondos fiduciarios, empresas públicas, y otros entes como Pami o Anses. Además, es el devengado, no el base caja, que es el que miran los expertos.

“Entre las reducciones más significativas registradas en los primeros diez meses del año están los bienes y servicios (-31,3% año a año) y los gastos de capital (-12,1%). En el décimo mes del año, por primera vez todos los principales rubros del gasto disminuyeron en la comparación interanual”, completaron.

Más allá de esos recortes, según el documento de la OPC, el equipo de Massa ajustó en diez meses un 12,4% el gasto corriente interanual en la Asignación Universal por Hijo (AUH), y 7,9% en las políticas alimentarias. Hoy, justamente, el Gobierno anunció un alza de 40% en la Tarjeta Alimentar. Los subsidios a la energía se mantienen constantes, en ese período, mientras aumentan 11,7% las compensaciones al transporte. Pese a que se reducen algunos planes destinados a los más pobres, sube el gasto en otros, como las becas Progresar (+65,4%) o el Potenciar Trabajo (34,1%), según la OPC.

“Durante los primeros diez meses del año, los ingresos de la Administración Nacional totalizaron $10.324.859 millones reflejando una caída en términos reales de 4,7% año contra año. Esto obedece a la alta base de comparación generada por la recaudación del Aporte Solidario y Extraordinario, que acumuló $199.799 millones al mes de octubre de 2021 y $6854 millones a igual mes de 2022, lo que implicó una caída de 63,2% año contra año en los ingresos no tributarios. Adicionalmente, en septiembre de 2021 ingresaron $427.401 millones provenientes de la asignación de Derechos Especiales de Giro (DEG) transferidos por el FMI, lo que impactó en una disminución de 98,7% [interanual] dentro de las transferencias corrientes. Sin estos recursos excepcionales que ingresaron en 2021, los ingresos totales registrarían un crecimiento real de 5,4% año a año”, escribieron.

“Los gastos totales alcanzaron $13.023.289 millones y disminuyeron 2,1% año a año en la comparación interanual. Por su parte, los gastos primarios sumaron $12.058.646 millones y se redujeron en 1,6% año a año, principalmente por las variaciones registradas en los subsidios al Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep) (-83,3%), los bienes y servicios (-31,3%) y los gastos de capital (-12,1%). Por otro lado, se registraron incrementos interanuales en los subsidios al transporte (11,7%), los gastos en personal (9,1%), las transferencias a universidades (2,9%) y las prestaciones sociales (2,1%)”, completaron.

“A nivel del sector público nacional no financiero, el gasto tuvo una caída importante en julio y luego mantuvo esa caída real respecto al año pasado. El desafío para cumplir la meta es que siga cayendo más allá de que se ha generado recaudación adicional con el dólar soja y los anticipos de Ganancias”, dijo Nadín Argañaraz, director del Iaraf.

“En lo que va del segundo semestre hubo un ajuste del gasto para cumplir con las metas con el fondo”, confirmó Lorenzo Sigaut Gravina, de Equilibra, que aún ve un leve “desvío”.

Fuente: La Nación

Please follow and like us: