Pompeya: la inscripción que cambia la fecha de la erupción del Vesubio que destruyó la ciudad romana

Un equipo de arqueólogos en Italia han descubierto una inscripción que, según dicen, puede mostrar que los libros de historia han estado equivocados durante siglos.

Los historiadores han creído durante mucho tiempo que el Vesubio entró en erupción el 24 de agosto de 79 D.C, destruyendo la ciudad Pompeya, que pertenecía al entonces Imperio Romano.

Esta fecha, sin embargo, genera dudas ya que entre las ruinas se han encontrado frutos otoñales y braseros de calefacción, que podrían ser evidencias de que el desastre ocurrió después de agosto.

Ahora, una inscripción de carbón hallada recientemente se suma a la evidencia de que la erupción quizás no ocurrió en agosto.

Relatos de la tragedia

Hasta ahora, los historiadores han determinado la fecha de la erupción en base en escritos antiguos que contienen testimonios de primera mano.

Estos manuscritos provienen de Plinio El Joven, un reconocido abogado y escritor de la Antigua Roma, quien escribió sobre la muerte de su tío, un famoso Plinio El Viejo.

“El 24 de agosto, alrededor de la una de la tarde, mi madre le pidió que observara una nube…”, escribió Plinio El Joven en una carta a Tácito, un senador e historiador romano, sobre lo que había ocurrido ese día.

De acuerdo a su relato, Plinio El Viejo, que era un comandante de flota, tomó un barco para rescatar a quienes estaban en riesgo por el volcán. Plinio El Viejo partió, pero nunca regresó.

Mientras tanto, Plinio El Joven veía cómo la catástrofe ocurría al otro lado de la bahía de Nápoles.

“Le he contado fielmente a usted lo que yo o un testigo recibimos inmediatamente después de que ocurriera el accidente, y antes de que hubiera tiempo de que la verdad pudiera variar”.

Pero un nuevo hallazgo cuestiona las palabras de Plinio El Joven.

Garabatos en carbón

Una inscripción descubierta en nuevas excavaciones en las ruinas de Pompeya está fechada 16 días antes de las calendas de noviembre en el antiguo calendario romano.

Los romanos llamaban calenda al primer día de cada mes, así que en nuestro calendario moderno la fecha de la inscripción corresponde al 17 de octubre.

“Dado que (la inscripción) se hizo en carbón frágil y evanescente, que no pudo durar mucho, es muy probable que se pueda fechar en octubre del 79 D.C”, dijo el equipo de arqueología en un comunicado.

Estos arqueólogos creen que la erupción ocurrió el 24 de octubre del 79 D.C, es decir, dos meses después de lo que hasta ahora se pensaba.

¿Entonces los textos de Plinio El Joven están errados?

Su carta a Tácito fue escrita unos 20 años después de la erupción.

De hecho los textos originales ya no existen y nuestra lectura moderna de ellos está basada en traducciones y transcripciones que se han hecho a lo largo de los siglos.

Así, varias copias de las cartas tienen fechas que oscilan entre agosto y noviembre, aunque la fecha del 24 de agosto ha sido ampliamente aceptada.

Las diferencias entre las fechas pueden estar relacionadas con la confusión que se presenta entre el antiguo y el moderno método de contar los días.

Fuente: BBCMundo