,

Polémica en el US Open por las palmadas en los glúteos de un padre a su hija tenista de 16 años

Después de un paso impecable por la qualy, Sara Bejlek firmó su clasificación al cuadro principal del US Open. Este lunes, ya por la Primera Ronda del Grand Slam, la tenista checa de apenas 16 años cayó en dos sets ante Liudmila Samsonova, pero el foco está puesto en el partido del viernes, aquel en el que Bejlek venció a Heather Watson.

La oriunda de Znojmo ganó con autoridad ante la británica, y así se metió por primera vez en el cuadro principal de un Grand Slam. Por su destacado paso por el circuito Junior, había muchos ojos mirando a Bejlek. Al final fue noticia, pero no por su buena performance sobre la pista.

Gracias a un error no forzado de la británica, se desató el festejo en el ‘rincón’ de la checa. El problema estuvo en cómo fue esta celebración. Tras el punto de partido, Sara Bejlek soltó su raqueta, levantó los brazos y se acercó a la red para saludar a Watson. Después, encaró hacia la tribuna, donde la esperaba Jaroslav, su papá.

Apenas se vieron, se fundieron en un abrazo, en el que apuntaba a ser el momento más emotivo de la noche. Hasta que en cuestión de segundos, la escena tomó un tono mucho más oscuro y polémico. Su padre primero le dio unas palmadas en los glúteos, y para cerrar, un beso en la boca de su propia hija. Las redes se inundaron de mensajes de repudio para Jaroslav.

Y como si fuera poco, quien esperaba a su lado para felicitar a Sara era Jakub Kahoun, uno de sus entrenadores. La escena se repitió: en el abrazo, el coach le dio unas palmadas a la tenista, casi como normalizando el asunto. A todo esto, las cámaras del US Open se quedaban con la repudiable imagen, dando lugar a la polémica.

Los usuarios de Twitter -red social en la que se viralizó el hecho- no dudaron, y comenzaron a pedir que se realice una investigación casi que de manera unánime. En principio, desde la organización eligieron guardar silencio, pero la que se expresó en las últimas horas fue Bejlek, la protagonista del video.

La promesa del tenis de 16 años habló de las imágenes que andan dando vueltas, y más que tranquilidad, generó controversia entre los fanáticos del tenis. «Papá es papá y siempre lo será. Conozco a mi entrenador desde que tenía 8 años. Me venda y me masajea desde siempre. Si algo similar sucediera en República Checa, nadie se ocuparía de ello. Pero como estamos en América, todos lo comentan», dijo.

«Fue una reacción espontánea de todo el equipo. Estabamos festejando. Ciertamente puede parecer inconveniente e incómodo para algunos, pero ya lo hemos discutido con el equipo y no volverá a suceder», agregó la tenista, que horas más tarde caería ante la rusa Samsonova por un contundente 6-3 y 6-1.

El entrenador de Sara tampoco esquivó la controversia. (Captura Twitter)El entrenador de Sara tampoco esquivó la controversia. (Captura Twitter)

Así, Sara Bejlek cerró su primera participación en un Grand Slam con un sabor agridulce. Por un lado, barrió a sus rivales en la qualy y se metió en el cuadro principal del US Open con apenas 16 años. Por otro lado, poco pudo hacer en primera ronda ante una Samsonova inspirada. Además, se llevó la experiencia de ser tendencia por un episodio bastante polémico, del que su papá también fue protagonista.

Clarín

Please follow and like us: