Pidieron detener a un ex embajador iraní acusado de haber volado la AMIA

Se trata de Hadi Soleimanpur. El atentado ocurrió el 18 de julio de 1994

La Justicia argentina insistió hoy en reclamar la detención de Hadi Soleimanpur, el ex embajador iraní en Buenos Aires que está imputado en la causa AMIA y que ya estuvo arrestado en Gran Bretaña en 2003. En una nota enviada a la Cancillería, el juez Rodolfo Canicoba Corral solicitó gestionar ante las autoridades de la República de Turquía la detención de Soleimanpour, a los efectos de su extradición, revelaron a Infobae fuentes judiciales.

“La mencionada solicitud de detención provisoria es a los fines de someter a proceso al requerido, quien ya había sido convocado a ejercer su derecho de defensa al momento de prestar declaración indagatoria”, afirmó el juez en su presentación.

Soleimanpour fue detenido el 21 de agosto de 2003 en Gran Bretaña en el marco de una orden de captura internacional que había dictado el entonces juez Juan José Galeano contra 14 iraníes sospechosos. En noviembre, Gran Bretaña rechazó la extradición a la Argentina, al señalar que las pruebas enviadas por Galeano “no satisfacen” los requerimientos impuestos por la justicia británica para cumplir con un trámite de extradición.

En las últimas horas, la AMIA se presentó en el juzgado de Canicoba Corral, a cargo de la investigación por el ataque a la mutual judía, manifestando que “el viernes 8 y sábado 9 de noviembre se realizó en Turquía una reunión del Consejo de Ministros de la Organización de Cooperación Económica (ECO, según su sigla en inglés), de la cual es Secretario General Hadi Soleimanpour, quien estuvo presente en ambas jornadas, y su participación tomó estado público a través de distintas redes sociales y medios de prensa”.

(Reuters)
(Reuters)

En su nota a la Cancillería, el juez insistió en la necesidad de tramitar su arresto en el marco de la causa se investiga la muerte de 85 personas por la explosión de una camioneta Trafic que llevaba entre 300 y 400 kilos de explosivos y que detonó frente al edificio de Pasteur 633, donde funcionaba la sede de la mutual judía.

“En lo relativo a la imputación de Soleimanpour, quien en para la fecha de los sucesos investigados revestía el rango de Embajador de la República Islámica de Irán en Buenos Aires, se encuentra probada su colaboración para la concreción del atentado investigado sustentado en actividades de inteligencia desarrolla por el nombrado dentro del cumplimiento de funciones diplomáticas habiendo desempeñado un papel preponderante prestando su apoyo y tolerancia en el desarrollo de las actividades de inteligencia las cuales se llevaban a cabo en el seno de la propia Embajada Islámica de Irán en Buenos Aires, que se encontraba bajo su titularidad”, sostuvo el escrito al que accedió Infobae.

Según se detalló, Soleimanpour está acusado de homicidios agravados por haber sido cometido por odio racial o religioso y para causar “un peligro común” en perjuicio de 85 personas, en concurso ideal con lesiones leves y graves calificadas en forma reiterada y daños múltiples agravados. Su captura nacional e internacional se había ordenado dictado el 9 de noviembre de 2006 y “al día de la fecha se encuentra en plena vigencia”, escribió Canicoba Corral.

El atentado a la AMIA ocurrió el 18 de julio de 1994

El atentado a la AMIA ocurrió el 18 de julio de 1994

Días atrás, la Cancillería también se puso en alerta por un viaje de otro de los cerebros del ataque contra la AMIA. Alí Akbar Velayatti había comprometido su presencia en la Segunda Cumbre Internacional de Líderes Religiosos que tendrá lugar el 14 y 15 de noviembre de 2019. Y por eso la Cancillería anunció que pedirá al embajador argentino en Arbaiyán su “colaboración para efectivizar el pedido de detención con fines de extradición que libró oportunamente la Justicia argentina”.

Velayati es asesor de alto rango del Líder Supremo de la República Islámica de Irán. Fue canciller de Irán entre 1981 y 1997 y se desempeñaba en ese influyente cargo en el momento de la voladura de la AMIA. Pesa orden de captura nacional e internacional dictada por la Justicia argentina por encontrarse imputado en la causa en la que se investiga el ataque terrorista a la sede de la AMIA. En julio del año pasado, Velayati fue recibido en Moscú por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, lo que derivó en una protesta del gobierno argentino.

Fuente: Infobae