,

Piatti: “Los Romero ya echaron tres técnicos” Nacho despedazó a los gemelos

Los acusó: “Están pudriendo San Lorenzo”. Y dijo que la dirigencia “les dio las llave del club”.

Explosivo. No hay muchos más adjetivos que puedan explicar lo que fueron las declaraciones de Ignacio Piatti en ESPN. “Yo no rescindí, me echaron. Tinelli no me llamó ni para arreglar ni para echarme, ni para nada. Ni él ni Fabián (Scoltore). Yo tengo un cariño especial por el club, por todo lo que me brindó y lo que yo le pude dar, quiero que se sepa bien todo porque quedó que me fui por la puerta de atrás de un club al que quiero mucho. En ningún club tuve problemas pero acá no se manejaron como se tendrían que haber manejado”, arrancó el mediapunta, que días antes del final del 2020 fue notificado de que harían uso de la cláusula que en Boedo tenían a su favor para interrumpir su contrato.

Pero su prematura salida de San Lorenzo no fue el único tema picante que tocó. Luego de varios antecedentes de conflicto, Piatti dio detalles de la interna que hay en el vestuario azulgrana con los hermanos Romero, que terminó en un lío importante en la cancha de Banfield, el fin de semana pasado, cuando Monetti se fue a las manos con Ángel Romero y tuvieron que separarlos.

“Yo llegué al club justo cuando pasó el problema con los hermanos en Córdoba, eso del cambio. Me llamó la atención ver un grupo desgastado. No entendía por qué estaba el grupo por un lado y estos dos por el otro. Un equipo, para ganar cosas, no puede estar así. Y eso fue porque Marcelo le permitió un montón de cosas. Vos entrenás dos horas por día, no hace falta que metas a un kinesiólogo, al chofer… Tenés otras 22 horas para hacer lo que quieras, ir con los kinesiólogos. En Montreal tuve de compañero a Drogba, una figura, y tenía sus kinesiólogos, pero iba cuando salía del club, como corresponde. No es que el grupo estaba dividido, estaba unido pero estos dos no estaban. Cuando pregunté me dijeron que trataron de integrarlos de todas maneras pero que no habían podido”, relató.

Sin dudas, una de las situaciones que provocó un antes y después dentro de la intimidad del CASLA fue la lesión de Andrés Herrera. “Nunca me había pasado que en un táctico quiebren a un jugador. Cuando pasó eso lo llamé a Marcelo y le dije que estaba pasando algo raro, grave, y que tenía que venir, aparecer. Me dijo que no pasaba nada, que ellos iban a pedir disculpas. Disculpas cuando quebró a un pibe en una práctica… Ese día saltaron todos a querer pegarle, el Mono lo quería matar”, recordó Piatti sobre aquella situación.

El mediapunta de 35 años dio detalles de cómo siguió la historia tras la fractura del peroné del correntino. “Tuvimos una charla, me tocó hablar a mí porque Torri no estaba y Fabri no quiso hablar, les dije que tenían que cambiar, que San Lorenzo es un club grande, que teníamos que estar todos juntos y que si no lo hacían alguno iba a terminar yéndose a las manos y no lo íbamos a poder parar. Cambiaron un poco pero ahora volvió a pasar. Es algo que está mal manejado desde arriba, les dieron las llaves del club a dos jugadores y eso no va”, agregó.

Incluso, Nacho fue duro con los dirigentes por el trato que recibieron algunos jugadores de trayectoria: “A Fabricio ahora lo matan cuando estuvo cuatro o cinco meses entrenando con Reserva, Gonzalo lo mismo… Son ídolos del club. Esperemos que no le hagan lo mismo a Torri. Monetti ahora saltó y quizá lo rajan. Si a mí también me hicieron quedar como el que hace los líos”.

Para Piatti “los Romero ya echaron a tres técnicos” y por eso dio detalles de la etapa de Mariano Soso. “Cuando Ángel lesionó a Herrera, Mariano lo sacó una semana. Lo hubiera separado más tiempo, pero después le dieron la orden de arriba de que lo tenía que meter”, aseguró. Y luego siguió: “¿Cuál fue el mejor partido de equipo con Soso? Contra Aldosivi, en Mar del Plata. No porque jugué yo, pero el equipo jugó bien y los Romero no estaban. El grupo estaba bien, pero los Romero te están pudriendo San Lorenzo”.

A su vez, el cordobés fue duro con la gestión de Tinelli por los Romero y por otras cuestiones. “Al Gordo (Ortigoza) o al plantel del 2014 le duraban dos segundos, pero nosotros estábamos muy solos. No nos dejaban hablar para tapar todo, yo llegó un momento que no me metí más porque les dejaban pasar todo y no teníamos respaldo. Habría que preguntarle a Marcelo por qué les da tantos privilegios. Seguramente se van a quedar, o quizá con todo lo que pasó se dieron cuenta… Dejalos cinco años a los Romero y después vemos cómo le fue al club”, disparó.

Mientras que para cerrar hizo referencia al tema del pago de salarios que supo generar algún inconveniente: “A veces nos llamaba Fabián a los más grandes y nos decía: “mañana cobran”. Y pasaban dos semanas y los pibes nos preguntaban todos los días. Una vez se lo dije, decime en dos semanas y yo lo hablo con los chicos… Cuando fue lo de concentrar sin la ropa, me llamó Marcelo a las 23.30 y le dije: “Por qué no viniste en la semana y lo charlábamos”.

Fuente: Olé

Please follow and like us:
Tweet 20