OPINIÓN: «El éxito económico es la única herramienta que tiene Alberto para generar poder»

Uno de los columnistas de diario La Nación se refirió a la visita del presidente electo Alberto Fernández al departamento de su compañera de fórmula Cristina Kirchner y dijo que «el poder político, hasta que se demuestre lo contrario, lo tiene ella».

El periodista y analista político Carlos Pagni advirtió que en ese escenario «la única herramienta que tiene él (Alberto Fernández) para generarlo es el éxito económico».

Entrevistado por el secretario de redacción del diario Pablo Sirven en el evento «La Nueva Argentina», organizado por La Nación Pagni dijo que, si bien la reunión generó «una situación rara y riesgosa» por las comparaciones con Héctor José Cámpora y Juan Domingo Perón, hay otros temas particulares.

«El primer dato es que Cristina va a tener poder relativo y de veto en el Gabinete contra gente que la ha ofendido o ha militado en contra de ella y la ha acusado de corrupción. Por ejemplo, Martín Redrado, que fue testigo en la causa dólar futuro», explicó.

Sin embargo, para el conductor del programa Odisea, al mismo tiempo que se observa un nivel de obediencia de parte de Fernández al ir al departamento de Kirchner, «Alberto armó un equipo con gente que ha tenido discusiones con Cristina, como Vilma Ibarra, si bien fueron a nivel discursivo y no penal». Por otro lado, consideró que el núcleo duro del kirchnerismo «no quiere intervenir en el Gabinete, no solo por respeto a la investidura presidencial, sino porque no le quieren dar una excusa si su programa fracasa».

En este sentido, Pagni dijo que el cogobierno pasará por la gente que pondrá Kirchner en lugares vitales como Eduardo «Wado» De Pedro que podría ir al Ministerio del Interior, o quien vaya designado por el Gobierno a representar al Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura.

Otro lugar que el periodista considera vital es la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado «porque lo primero que van a ver cuando llegue el proyecto de presupuesto es cuánto se le destina a Axel Kicillof».

Y el desafío para Fernández es cómo legitima su poder en el primer año de gobierno, porque hoy está descentrado. «Él solo tiene un instrumento para generar poder: el éxito económico. La única forma de disciplinar todo esto es que en el primer año logre que algo mejore y eso, en este contexto, es que la economía no esté peor. El día que el peronismo y Cristina vean que logra un éxito económico todos estos problemas pasan a ser secundarios», completó.

Por último, dijo que la radicalización de las últimas semanas de Fernández puede obedecer a que tiene que realizar un gran ajuste y paga con «capital simbólico en política exterior».