No saben qué daño cerebral tiene la nena que recibió un disparo en el rostro

La pequeña que ayer por la mañana ingresó al hospital Teodoro J. Schestakow con un disparo en el rostro, se encuentra hemodinámicamente compensada, con asistencia respiratoria mecánica y en coma inducido, de acuerdo al último informe emitido por el nosocomio. No obstante, aún se desconoce el daño cerebral que pueda tener.

Ayer la intervinieron quirúrgicamente para extraerle la bala, que se había alojado en el hemisferio derecho del cerebro. De acuerdo a lo informado por el director del hospital, Luis Vergani, aún no se sabe con certeza por dónde ingresó el proyectil ya que la zona de su rostro, sobre todo a la altura de los ojos, está muy inflamada. En principio habría entrado por el párpado del ojo izquierdo.

El pronóstico de la menor es reservado y recién se tendrá información de su evolución cuando hayan pasado tres días de la intervención. Actualmente permanece internada en la Unidad de Terapia Pediátrica del hospital público.

Investigación y detenidos

Por orden de la fiscal Florencia De Diego, fue allanada la casa de la menor; en ella los efectivos policiales secuestraron un arma calibre 22 largo y una vaina servida.

Además, detuvieron a dos hermanos de la pequeña, (16 y 19 años -el último tenía una tobillera ya que cumplía prisión domiciliaria por robo-).