Negociación con el FMI: el Gobierno modifica la convocatoria para que asistan los gobernadores de la oposición

Tras el rechazo de Juntos por el Cambio y Schiaretti, ofreció excluir a los empresarios y sindicalistas y limitar el encuentro a los mandatarios provinciales; Guzmán se contactó con Larreta y Morales.

Decidido a conseguir la presencia unánime de los 24 gobernadores del país, y luego de frenéticas reuniones de última hora, el gobierno de Alberto Fernández modificó anoche los términos de la convocatoria a la reunión de mañana, en la que el ministro de Economía, Martín Guzmán, prevé dar detalles de la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y una “hoja de ruta” para el demorado y ansiado acuerdo con el organismo internacional de crédito.

Altas fuentes del Gobierno anticiparon que la convocatoria de mañana, a las 17, en el Museo del Bicententario será limitada solo a los gobernadores, y se dejará para otra ocasión a los empresarios y sindicalistas, que ya habían sido invitados en las últimas horas. La Casa Rosada intenta de ese modo desactivar la negativa a concurrir de los cuatro gobernadores de Juntos por el Cambio, los radicales Gerardo Morales (Jujuy), Gustavo Valdés (Corrientes) y Rodolfo Suárez (Mendoza), más el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. También la del cordobés Juan Schiaretti, que argumentó “problemas de agenda”.

Desde el Gobierno también descartaron una inminente convocatoria desde el Congreso, y afirmaron que Guzmán “está dispuesto a recibir” a los referentes parlamentarios de la oposición, pero en el Ministerio de Economía. Esta versión choca con las gestiones que activó ayer Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados.

“El Gobierno insiste en convocar a los gobernadores para escuchar el punto en el cual están las negociaciones con el FMI, de una deuda histórica que no se resolverá de un día para otro”, afirmó hoy la portavoz presidencial Gabriela Cerruti.

“Nos parece muy importante que los gobernadores de todas las provincias, que también tienen sus economías atadas a como se resuelve esto sean parte de este diálogo institucional”, acotó la portavoz, “y como ayer plantearon que no querían sentarse en la misma mesa con empresarios y sindicalistas, no tenemos problemas en hacerlo primero con ellos, y luego con los gremios y los empresarios. Después, obviamente lo haríamos con las fuerzas políticas y los bloques en el Congreso, que es dónde se debatirán el plan plurianual y el acuerdo final con el FMI”, destacó.

Desde Juntos por el Cambio destacaron ayer que debería ser precisamente el Congreso el ámbito de discusión del eventual acuerdo y rechazaban la foto conjunta.

“Si se habla de diálogo y consenso en los grandes temas de Estado, este es un gran tema de Estado, es una negociación de Argentina con 129 países del mundo, todos deberían ser capaces de sentarse a conversar”, abundó Cerruti. Ayer, el propio Guzmán se comunicó con Morales y Rodríguez Larreta para que revisen su actitud y decidan participar, por lo que el Gobierno da a las negociaciones como “abiertas” y espera un cambio de opinión opositor durante la jornada de hoy. Además, hay una negociación abierta con los Estados Unidos, que pidió “un sinceramiento” del plan económico.

La postura de la oposición se unificó ayer en un comunicado. “Los gobernadores de Juntos por el Cambio sostendrán la máxima responsabilidad y colaboración con la posición del país frente a las negociaciones que lleva adelante el Poder Ejecutivo nacional y se expresarán una vez conocido el contenido de dichas negociaciones”, decía el escrito.

Y agregaba: “Se ponen a disposición del Poder Ejecutivo nacional para colaborar en la búsqueda de acuerdos de largo plazo que ayuden a resolver los recurrentes problemas de endeudamiento público interno y externo que afectan a nuestro país y dificultan desde hace décadas el crecimiento con inclusión social de la Argentina. Sin embargo, así como está planteada la reunión informativa a la que fueron convocados se asemeja a una reunión política mas que a una reunión institucional de trabajo”.

Fuente: La Nación

Please follow and like us: