Mujeres sanrafaelinas fueron distinguidas, entre ellas cuatro enfermeras que actuaron durante la guerra de Malvinas

Como años anteriores, un grupo de mujeres sobresalientes por su actividad o por acciones en distintos ámbitos, recibieron distinciones.

La diputada María José Sanz y la concejal Gisela Caballero (UCR-CM) reiteraron la iniciativa de poner de relieve a mujeres sanrafaelinas por su desempeño. Lo hicieron en el transcurso de un acto en un salón céntrico del que participaron legisladoras provinciales y el concejal Francisco Mondotte.

Entre ellas hay docentes, comerciantes, artistas, profesionales; todas se han destacado, todas cambiaron para bien el entorno y dejan un mensaje para ser imitadas en el compromiso por sus objetivos.

Mónica Mancuso, Rosana Mateos, Zulma Pardo, Arminda Calderón, Felisa Vega, Camila Samso, Valentina Santomartino, Carmen Videla de Suaín, Nélida Rosa Marchionni de Cano, Nélida Teresa Funes, María del Carmen Hernández, Carla Andreoni, Adela Trovarelli, Fany Gadea, Verónica Ditiakovsky, Fany Miriam Maya, Fabiana Cacace, y la enfermeras que actuaron durante la guerra de Malvinas: Marisa Peiro, Marisa Aballay, Norma Vilchez y Mabel Garrido recibieron el aplauso y consideración de una enorme cantidad de público que participó del acto.

Si bien cada una ha realizado acciones que las hicieron merecedoras del reconocimiento, cuatro de ellas sobresalen por lo trascendental que fue para otros, su decisión de vida: Marisa Peiro, Marisa Aballay, Norma Vilchez y Mabel Garrido eran casi niñas cuando comenzó la guerra de Malvinas.

«Nuestras manos se llenaron de sangre», manifestó Marisa; es que tuvieron la tarea de socorrer a los soldados que lucharon en el frente, curar sus heridas, acompañarlos y contenerlos durante el terrible trance que significó el conflicto bélico. Sin embargo, las cuatro sanrafaelinas, heroínas a las que por primera vez se les da visibilidad y honra su acción, se reconstruyeron y siguen desempeñando la profesión.

«Lo hacemos por primera vez en todo el territorio provincial, porque somos conscientes de que hubieron mujeres que se enfrentaron al dolor y a la muerte y que sin estridencias, dieron lo mejor de sí, de su juventud casi niñez… Y somos conscientes de que la sociedad mendocina, la comunidad sanrafaelina debe conocerlas y aplaudirlas», expresó la diputada Sanz.

Para destacar:

Susana Román, productora de contenidos para el evento detalló que “en Argentina la constante del olvido de las Islas Malvinas y sus protagonistas se refleja −entre otros− en la  invisibilidad que tuvo la labor de las mujeres enfermeras en la guerra. 649 argentinos murieron en Malvinas y la mayor parte de los sobrevivientes. Al terminar la guerra, el Estado argentino que las había convocado no tenía preparado ningún recibimiento oficial. Además, retuvo a los sobrevivientes varios días en los cuarteles y hasta impidió el contacto inmediato con sus familiares. Pero con el tiempo el silencio se rompió y para muchas de las mujeres de Malvinas, poder narrar su historia es la manera de visibilizar su rol por aquellas horas donde se jugaban la vida y la muerte . Y así lograr el reconocimiento simbólico que por tantos años les fue negado…
”Y porque hablar de ese enfrentamiento por nuestras Islas Malvinas implica recuperar para la memoria de la sociedad a quienes fueron actores fundamentales, es que hoy contamos con 4 de las 5 mendocinas que ingresaron el 5 de mayo de 1980 en la Armada Argentina, en lo que ellas mismas denominan “prueba piloto”.

”De todo el territorio nacional fueron convocadas 1.500 mujeres…. Solamente ingresaron 45 a la Base que se ubica en Puerto Belgrano, para cursar la carrera de enfermeras, pero también con la formación militar que recibían los varones… de remo, natación, tiro y ejercicios de fortalecimiento. “Tuvimos instrucción militar como los varones, nos levantábamos a las cinco de la mañana, entrenábamos y estudiábamos mucho. Eran días muy difíciles porque además estábamos lejos de nuestras familias, pero ahí no había lugar a lamentos”.