Moneda común sudamericana: Massa aclaró que no implicará «resignar la moneda de cada uno de los países»

El ministro de Economía Sergio Massa brindó este lunes más detalles acerca del avance de la creación de una moneda común sudamericana entre Argentina y Brasil y aclaró que el nuevo instrumento “no significa resignar la moneda de cada uno de los países”.

Massa habló en el marco de un encuentro empresarial realizado en el Museo del Bicentenario, junto a ministros y titulares de las confederaciones de la industria de ambos países, que contó con la apertura de Alberto Fernández y Luiz Inácio Lula da Silva.

“La decisión de ambos gobiernos y de ambos ministerios es empezar a trabajar, dar un primer paso de un largo camino que debemos recorrer en el objetivo de una moneda común de ambos países”, indicó el ministro sentado al lado de su par brasileño, Fernando Haddad.

El titular de la cartera económica aclaró que la nueva moneda común sudamericana “no significa resignar la moneda de cada uno de los países sino encontrar un instrumento denominador común comercial que refleje la potencia del Producto Bruto de la región”.

A su vez, anunció que habrá invitaciones a otros países de la región para sumarse “a los efectos de encontrar un instrumento económico y comercial que habilite a profundizar el sistema de comercio entre ambos países, dentro de la región y del MERCOSUR».

El objetivo de que más naciones se sumen busca también que la moneda “tenga el reflejo del Producto Bruto de cada uno de los países en términos de participación y del valor de cada una de las monedas de cada uno de los países”.

Este domingo, en un artículo periodístico publicado en Perfil con la firma conjunta de Fernández y Lula Da Silva, los mandatarios anunciaron que avanzarán en la creación de una moneda común sudamericana para utilizarse con fines financieros y comerciales.

​Massa puntualizó que una moneda común puede brindar «la libertad a nuestras empresas en términos de comercio bilateral».

«Pero sobre todas las cosas, (nos puede dar) fortaleza en términos de relación comercial con otros bloques económicos y con otras regiones globales», agregó.

Por su parte, el ministro Haddad sostuvo que «por más fuerte que sea la economía brasileña hoy en el mundo que vivimos la integración es un elemento distinto de nuestra competitividad».

Sobre la moneda común sudamericana aclaró que recibió la orden de Lula Da Silva de «no adoptar una idea del gobierno anterior (el de Jair Bolsonaro), que no fue llevada cabo, la de una moneda única».

En este sentido, el ministro brasileño precisó que el plan para la creación de una moneda común entre Brasil y Argentina no tiene relación con la idea del exministro de Economía brasileño Paulo Guedes de establecer una moneda única.

«La idea de una moneda única es muy vieja, personalmente no estoy a favor y escribí por qué no es posible en el corto plazo una solución como esa. No se tienen los presupuestos económicos para una integración monetaria como hizo Europa. Nunca pensé que sea factible una moneda única», subrayó.

Massa presentó un esquema de garantías para reactivar el intercambio con Brasil

En otro orden, el ministro Sergio Massa presentó un nuevo esquema de garantías para «la comunidad de negocios brasileña que tiene a la Argentina como mercado, que tiene empresas argentinas como parte de su cadena de valor y para la comunidad Argentina de negocios que tiene parte de sus suministros y sus bienes intermedios en el proceso de producción calzados con productos brasileros».

Massa remarcó que «hemos decidido avanzar en un acuerdo entre el Banco do Brasil y el Banco Nación con un esquema de garantías; el monto lo va a anunciar el ministro de Hacienda de Brasil que nos va a permitir acelerar el proceso de abastecimiento y exportación de empresas de Brasil a la Argentina y de suministro de empresas argentinas con empresas brasileras».

El ministro enfatizó que «esto tiene, por un lado, la eliminación de la incertidumbre que para muchos se genera producto de la restricción que Argentina tiene en el régimen de aprobaciones temporales o administrados de comercio exterior porque elimina esa incertidumbre para todo lo que es bienes y productos brasileros por un régimen propio financiado desde el Banco do Brasil con el Banco de la Nación Argentina».

Además anunció que en la primera semana de febrero viajará un equipo del Ministerio de Economía, más un equipo del Banco Nación para definir el esquema de garantías y trabajar en otros temas. Paralelamente buscarán avanzar con la integración energética. «Tenemos el objetivo de empezar a recorrer el camino para abrir el mercado de gas a Brasil; el desafío que tenemos es llevar vaca muerta a Brasil», dijo.

Fuente: Clarín

Please follow and like us: