Máximo Kirchner declara por la causa de los cuadernos de las coimas

El hijo de Cristina Kirchner debe aclarar cuál fue el rol de La Cámpora en el circuito de reparto de dinero.

Máximo Kirchner volvió este martes a los tribunales de Comodoro Py citado por el juez Claudio Bonadio, en el marco de la causa conocida como los cuadernos de las coimas. El hijo de la ex presidenta había sido mencionado por el ex secretario de Obras Públicas José López, que figura como arrepentido en el expediente. Fue quien lo señaló como un integrante del circuito en el que recepcionaban los presuntos pagos ilegales que pagaban empresas contratistas del Estado.

De jean, zapatillas, acompañado por el abogado de la familia, Carlos Beraldi, llegó minutos antes de las 11 para dirigirse al cuarto pisodonde se encuentra la secretaría del juzgado de Bonadio que desde temprano contaba con un importante dispositivo de seguridad. Su defensa presentará un escrito donde, una vez más, señalará que junto a su familia son “víctimas de una persecución política”.

Con la declaración del hijo de Cristina Kirchner, se cierra la ronda de indagatorias a referentes de La Cámpora. El lunes fue el turno del ex secretario de Justicia Julián Álvarez señalado como uno de los operadores judiciales del kirchnerismo en Comodoro Py.

Andrés "Cuervo" Larroque, uno de los que acompañó a Máximo Kirchner a Tribunales. (Maxi Failla)

El actual diputado vuelve a declarar en medio del complejo escenario judicial que afronta, con una causa por lavado de dinero (Los Sauces SA) elevada a juicio oral junto a su madre y su hermana Florencia, y otro procesamiento confirmado por el Tribunal de Alzada por el mismo delito (Hotesur SA).

Se trata de la investigación donde Cristina Kirchner está procesada como jefa de la asociación ilícita que -según el juez Bonadio-, se dedicó entre 2003 a 2015 a la recaudación de fondos ilícitos que eran aportados de forma continúa, por empresas contratistas del Estado.

La citación a Máximo se da luego de las declaraciones de varios de los jefes de La Cámpora, la agrupación que comanda el actual diputado. Por el despacho del juez ya pasaron los diputados Andrés “el Cuervo” Larroque y Eduardo “Wado” De Pedro y el legislador provincial José Ottavis. Este último está alejado de la agrupación, pero en las fechas que aparece mencionado era parte central.

Después de la indagatoria a Máximo Kirchner, el juez tiene que definir si procesa a los integrantes de esa organización.

Según fuentes judiciales, la indagatoria para el líder de La Cámpora está vinculada a las acusaciones que recaen sobre otros integrantes de la agrupación, señalados como receptores del dinero que las empresas del sector energético, de la construcción y del transporte, pagaban a ex funcionarios del extinto ministerio de Planificación Federal.

Tanto Ottavis como Larroque fueron mencionados por Martín Larraburu, ex secretario privado de Juan Manuel Abal Medina. En tanto, De Pedro fue señalado por López.

Todos rechazaron las acusaciones en su contra, negaron haber manejado dinero proveniente de las presuntas coimas cobradas a las empresas contratistas del Estado y coincidieron en un argumento: ser víctimas de una “causa armada políticamente”. Descreen de los cuadernos con las anotaciones de Oscar Centeno -ex chofer de Roberto Baratta-, y creen que el objetivo es la ex presidenta.

Los fondos recaudados, determinó la Justicia, se aplicaban en parte a la financiación de la política, en este caso, a la campaña electoral de 2013, y por otro lado, “parte se destinó al enriquecimiento ilegal de los principales responsables“.

En el caso de la familia Kirchner, Bonadio indicó que hubo al menos en el departamento de Recoleta 86 entregas de dinero que representaron U$S70 millones. Estos bolsos viajaban al sur y, para la Justicia, el circuito “no era desconocido por Máximo Kirchner“, indicaron fuentes de la causa.

Fuente: Clarín