Mauricio Macri reunió por primera vez a su nueva mesa política

Estuvieron Vidal, Larreta, los radicales Cornejo y Morales y el lilito Maximiliano Ferraro. El Presidente busca contener a su tropa.

En medio de la discusión incipiente sobre la nueva etapa de Juntos por el Cambio, y luego de la primera discusión por las diferentes posiciones iniciales sobre Bolivia, Mauricio Macri reunió esta tarde en la Quinta de Olivos a los principales referentes del PRO, la UCR y la Coalición Cívica. Fue una reunión de más de una hora para sellar la unidad del futuro espacio y contener para evitar posibles fugas en el comienzo del Gobierno de Alberto Fernández.

“No hablamos de la cuestión de liderazgo, pero el encuentro lo condujo él”, dijo uno de los presentes sobre Macri, decidido a dar pelea por sostener la centralidad en el nuevo rol opositor. La derrota con un resultado mejorado para Juntos por el Cambio respecto de las primarias le dio margen para encarar esa disputa, algo reconocido por el resto aunque algunos actores buscarán otro formato -más horizontal- en la toma de decisiones. El porcentaje del 27 de octubre apareció en palabras de Macri y otros asistentes.

“Coincidimos en la importancia del resultado electoral, el mandato como espacio de representar a ese más de 40% que nos votó y expresamos un fuerte compromiso con la unidad”, contaron al salir. En la reunión estuvieron Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y Humberto Schiavoni -titular del partido- por el PRO, los radicales Alfredo Cornejo -presidente- y Gerardo Morales, Maximiliano Ferrado por la Coalición Cívica y Miguel Angel Pichetto, compañero de fórmula de Macri. Quedaron en “sistematizar” encuentros para garantizar una periodicidad y Vidal pidió incorporar a los jefes de bloque en el Congreso. En ese ámbito concentrarán el estado de alerta para evitar eventuales fugas.

Luego de la renuncia forzada de Evo Morales, sucedieron las primeras diferencias entre los socios: Macri evitó considerarlo un golpe de Estado y tampoco lo condenó, los radicales sí lo hicieron -con críticas a Morales- y la Coalición Cívica expresó una posición intermedia. En Olivos ponderaron el acuerdo al que llegaron los bloques en el Congreso antes de la sesión para unificar un posicionamiento y que no quedaran todavía más expuestas las distintas posturas.

Fuente: Clarín