Marcha atrás: el Banco Central retrocedió con el nuevo cepo al dólar soja

Este lunes a las 19.38 el Banco Central dio a conocer una resolución en la que dejaba fuera del segmento de los dólares legales a los productores, cooperativas, acopiadores y exportadores que entraron al dólar soja. Así, quienes operaron con este mecanismo desde no podrían comprar ni dólar ahorro ni dólar MEP o contado con liqui.

Pero a las 22.19 y cuando se conocía el generalizado rechazo de las entidades del agro, el secretario de Agricultura José Bahillo dijo en un tuit: “Quiero aclarar que la resolución del Banco Central no incluye a los productores y las productoras que con tanto esfuerzo vienen acompañando el programa de incremento exportador”, en obvia referencia al dólar soja que reconoce un precio de $ 200 por dólar.

El posteo de Bahillo fue retuiteado por el ministro de Economía, Sergio Massa. Consultado, desde el Banco Central señalaron a esa hora que iban a aclarar el alcance de la medida para focalizarlo en las empresas exportadoras.

A las 23,15 se conoció el comunicado del Banco Central: «Las disposiciones dadas a conocer no son de aplicación para las personas humanas». Esto implica que abarca la operatoria de las empresas.​

La duda es que en el campo las figuras son empresas. Por lo tanto el alcance sería también amplio.​

En el primer comunicado el Central señaló: «Los agentes económicos que hayan vendido soja en el marco del Programa de Incremento Exportador no podrán acceder al mercado de cambios para compras de moneda extranjera ni tampoco realizar operaciones con títulos y valores con liquidación en moneda extranjera», fue el primer anuncio del Central a través de un comunicado.

Ahora las restricciones quedarán limitadas. Igual afecta a quienes le compran la mercadería a los productores y tendrá repercusión en la cadena comercial.

Apenas conocido el comunicado del Central este lunes se desató el rechazo. Los exportadores a través de Ciara, expresaron: “La reciente medida del BCRA dirigida a cooperativas acopiadores y productores que vendieron soja a los exportadores es restrictiva y limitante del mercado cambiario, además de perjudicial para toda la cadena de la soja”, replicaron desde la entidad que nuclea a aceiteros y exportadores, a través de un comunicado.

El dólar soja y un día de comunicación confusa

El dólar soja les permite a los productores sojeros recibir $ 200 en lugar de $ 143 por cada dólar que liquidan. La medida está vigente hasta el 30 de septiembre y se dispuso para apuntalar las reservas.

De la mano de estas liquidaciones sojeras, que desde el 5 de septiembre ya rozan los US$4.000 millones, el Central lleva comprados en lo que va del mes US$ 2.350 millones. En la rueda de este lunes se llevó $ 211 millones, el 67% de los US$ 313 millones que se liquidaron en el día.

Pero a la vez, el dólar soja presiona sobre los dólares financieros. En una semana, el dólar MEP, que se negocia en la bolsa porteña, y el contado con liqui, que permite sacar divisas del país a través de la compra y venta de bonos y acciones, subieron más de 20 pesos. El contado con liqui pasó de $ 280 a $ 303 y el MEP de $ 270 a $ 295.

Este salto se dio porque los pesos que los sojeros recibían al liquidar su producción los dolarizaban vía MEP o CCL. Con la prohibición de que operen en el circuito legal, el Central buscó cortar ese circuito, que volvió a empujar la brecha cambiaria más allá del 100%. En los últimos días, el Central viene recomponiendo las reservas netas, las que determinan el efectivo poder de fuego que tiene la autoridad monetaria para intervenir en el mercado y controlar la devaluación del tipo de cambio oficial.

Según la estimaciones de Adcap Grupo Financiero, previa a la compra de este lunes, las reservas netas se ubicaban en US$ 3.075 millones. El monto triplica los US$ 1.000 millones que había hace un mes.

Para los analistas, el recorrido del MEP y el CCL es consecuencia del dólar soja. «No sorprende la suba de los dólares financieros ante un mecanismo de compra de reservas (dólar “soja”) que en sí mismo es monetariamente expansivo», explican.

Los dólares financieros bajaron cuando se anunció la puesta en marcha del dólar soja, en medio del optimismo del mercado, que confió en la promesa que se ingresarían divisas por US$ 5.000 millones este mes, indispensables para reforzar las reservas. Pero a la vez, metió presión sobre los dólares financieros.

«En apenas dos semanas, no sólo se esfumó por completo el efecto positivo del dólar soja sino que se superó el punto de partida del jueves 01/09 cuando el contado con liqui cotizaba a $ 293», indicaron desde Portfolio Personal Inversiones (PPI).

Clarín

Please follow and like us: