Macri gastó 200.000 dólares en un avión privado para la gira por Asia

NUEVA DELHI.- Pese a las recomendaciones del Ministerio de Seguridad y la Casa Militar, el presidente Mauricio Macri volvió a viajar un tramo de una gira internacional en un avión comercial. Pero para la segunda etapa del viaje , que incluye los viajes a Nueva Delhi, Bombay y Hanói, la Casa Rosada alquiló una aeronave privada por 200.000 dólares.

Según fuentes oficiales, al evitar el tramo de Buenos Aires- Dubai con el avión privado el Estado nacional se ahorró 650.000 dólares. Para la contratación del Airbus Corporet Jet, con capacidad para 50 personas, se realizó una licitación y se definió por «la oferta más barata».

La secretaría de la Presidencia, a cargo de Fernando De Andreis , decidió que el jefe del Estado y la primera dama Juliana Awada combinen un vuelo comercial con traslados internos en aviones privados para ahorrar gastos. Así, en un vuelo nocturno de Emirates, Macri y Awada llegarán a Dubai. A partir de entonces, todo será en el avión privado.

Riesgo

La decisión de no reemplazar el Tango 01 como «un ejemplo de austeridad» pone «en serio riesgo» al Presidente, según los informes que realizaron la Casa Militar y el Ministerio de Seguridad hace poco más de un año.

Los potenciales riesgos que podría sufrir Macri, según un informe reservado que preparó el general de Brigada, José Luis Yofre, jefe de la Casa Militar, a cargo de la seguridad presidencial, incluyen el traslado dentro de los aeropuertos, la seguridad física ante los restantes pasajeros, la seguridad del equipaje presidencial, la seguridad física, médica y electrónica durante los vuelos y la imposibilidad de modificar las rutas de vuelos, entre otras cuestiones.

Otro de los problemas que identificaron los responsables de la seguridad del Presidente es que el personal de seguridad de la custodia y los integrantes de la unidad médica, por las particularidades que tienen los aviones de línea, no se encuentran en un mismo espacio lo que les impediría llegar a tiempo ante una posible agresión. Y, además, aumenta el riesgo de que la aeronave sea secuestrada.

El Ministerio de Seguridad, a cargo de Patricia Bullrich , también había realizado una presentación donde informaba los «peligros» de volar en aeronaves comerciales. En ese informe, Bullrich expuso 12 puntos que constituyen un «alto riesgo». Entre los puntos salientes se destacaba la ausencia de custodia armada y la falta de comunicación a la que queda sometido el Presidente durante el vuelo.

Fuente. LA NACION