Los sirios exiliados consultan en Internet para saber si son buscados por el régimen

Temiendo ser detenidos si regresan, consultan frenéticamente una interminable lista de personas publicada por una web cercana a la oposición.

Los desplazados sirios no saben si volver a su país o no. Por eso tratan de saber si el Régimen los busca. AFP

Los desplazados sirios no saben si volver a su país o no. Por eso tratan de saber si el Régimen los busca. AFP

Temiendo ser detenidos si regresan a sus casas, los sirios que huyeron de su país devastado por la guerra consultan frenéticamente una interminable lista de personas buscadas por el régimen, publicada por una web cercana a la oposición.

«Buscado por: Dirección general de Informaciones. Acción solicitada: detención»,se puede leer bajo el nombre del profesor Amr al Azm, que enseña historia de Medio Oriente en el Estado de Ohio, en Estados Unidos.

Su nombre figura en este fichero, publicado en marzo por Zaman Al-Wasl, una web cercana a la oposición, y en el que aparecen 1,5 millones de individuos buscados por el régimen de Bashar al Assad.

«Lo contrario me habría sorprendido» comenta Azm. Aunque no ha regresado a Siria desde 2010, varias veces se ha pronunciado públicamente contra la política de su gobierno.

Desplazados sirios en el checkpoint de Abu al-Duhur. AFP

Desplazados sirios en el checkpoint de Abu al-Duhur. AFP

Por haberse opuesto al régimen, centenares de miles de sirios fueron detenidos por los servicios de seguridad.

Desde 2011, el país está inmerso en un conflicto desencadenado por la represión de manifestantes que pedían reformas democráticas.

Millones de sirios se han refugiado en el extranjero huyendo de los combates, pero muchos son los que se fueron por temor a ser detenidos y torturados por el régimen.

Por eso descubrir su nombre en la lista publicada por Zaman Al Wasl es un mensaje claro: una visita al país puede acabar en la cárcel.

Según la web de oposición, que afirma haber obtenido sus informaciones en 2015 de fuentes en Damasco, la lista fue consultada más de diez millones de veces, y los exiliados sirios la han hecho circular.

La gente cruza el río Eufrates para llegar a Raqqa. REUTERS

La gente cruza el río Eufrates para llegar a Raqqa. REUTERS

Muchos de ellos sabían ya que eran persona non grata en su país, pero querían detalles: ¿Qué servicio del Estado los busca? ¿Para ser interrogados o ser arrestados?

La base de datos no precisa los motivos por los que las personas son buscadas. Nadie sabe, además, si ha sido actualizada. Pero cuando Zeina (un seudónimo) supo de la existencia de la lista, la consultó de inmediato.

«Prefería saber» dice esta mujer que abandonó Siria en 2012, tras haber sido arrestada dos veces por participar en manifestaciones

Su búsqueda no dio resultado alguno: «Espero que ésta lista sea auténtica, por razones egoístas: no estoy en ella y tengo ganas de volver a Siria» confiesa.

Pero se enfrenta a un dilema: ¿Regresar y correr el riesgo de ser detenida? ¿O no volver cuando a lo mejor ni siquiera la buscan?

Refugiado desde hace dos años en Alemania, Mohamad Kheder quiere volver a Siria, pero sabe que tendrá que esperar. «No intento acostumbrarme a la vida de aquí, porque vamos a regresar a Siria», afirma este treintañero.

Dos pequeños sirios sobre la valija familiar. Están en Douma, una de las ciudades mártires. AFP

Dos pequeños sirios sobre la valija familiar. Están en Douma, una de las ciudades mártires. AFP

Recuerda con nostalgia la euforia que sintió al manifestarse en 2011 contra el régimen, en su ciudad natal de Bukamal (este). Su nombre figura en la lista.

«Ni siquiera lo he mirado, ya conocía el resultado. Mis amigos me han mandado capturas de pantalla con mi nombre«, dice.

«Es como una decoración. Refuerza mi voluntad de regresar, pero no mientras Assad esté en el poder. ¿Estoy en la lista de personas buscadas por Assad? Pues él está en la mía» ironiza.

Pequeños sirios en un micro con refugiados. El parabrisas está baleado, un símbolo de la actualidad siriana. AFP

Pequeños sirios en un micro con refugiados. El parabrisas está baleado, un símbolo de la actualidad siriana. AFP

Incluso personas que viven en Siria, fuera de las zonas controladas por el gobierno, consultan listas similares divulgadas por la red. Es el caso de Dilbrin Mohamad, de 37 años.

Este antiguo manifestante de 2011 duda y prefiere no tomar ningún riesgo, por lo que evita volver a sectores en manos del régimen.

«Sueño con pasearme de Hamidiyé a Salihiyeh», dos barrios históricos de Damasco, afirma. Pero la capital, a mas de 700 km de la zona bajo control kurdo, donde vive ahora, le parece inaccesible.

«Las zonas controladas por el régimen, son como otro país, para el que necesitaríamos un visado. Es como si fuera Corea del Norte, y yo viviera en Corea del Sur«, ilustra.

Fuente: Clarín